En la mira del gobierno, la industria del carbón en Coahuila

Redacción
Written by Redacción

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, afirmó que el gobierno federal ya investigaba la presunta participación del crimen organizado en la industria del carbón en Coahuila, desde antes de las declaraciones que hizo el ex gobernador Humberto Moreira.

Asimismo, Poiré Romero se refirió a la minuta de reforma laboral que está en discusión en la Cámara de Diputados y al respecto manifestó que el gobierno de la República será muy respetuoso del proceso legislativo.

En rueda de prensa, el responsable de la política interior del país recordó que desde hace meses la administración federal ha estado trabajando con Coahuila en la verificación directa de los pozos de carbón, que representan un riesgo para los trabajadores que en ellos laboran.

Además, dijo, en cerrar los que se encuentran operando de manera ilegal y también en verificar si hay otros delitos que perseguir en los casos que se han llegado a identificar, es decir, se trabaja en verificaciones en el ámbito laboral, económico y en el de seguridad.

Poiré Romero subrayó que en cada caso se ha actuado y hay averiguaciones que se están haciendo de manera conjunta por el gobierno estatal y el federal para verificar si las hipótesis sobre participación de otros agentes en la industria minera se validan o no.

Sostuvo que si alguien actuó desde el primer momento en el caso de Coahuila fue el gobierno del presidente Felipe Calderón, por lo que las declaraciones de Humberto Moreira se incorporarán a las investigaciones en curso.

El funcionario adelantó que la información que proporcione el ex mandatario coahuilense y otra que pueda abonar a las investigaciones se utilizará para identificar a los presuntos responsables y deslindar las responsabilidades e ir contra los grupos delincuenciales.

 

El caso de la tortura

Por otra parte, abordó el tema de la tortura y aclaró que no se puede hablar que es un fenómeno generalizado en México, al tiempo que subrayó que a las denuncias que se han presentado por algún abuso se les da seguimiento puntual y manera específica.

Del total de denuncias que han sido presentadas por casos de tortura ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), cerca de 87 por ciento han sido resueltas y menos de dos por ciento han resultado en recomendaciones, comentó el titular de la Secretaría de Gobernación.

Insistió que cuando existen casos de posible tortura se investigan cada una de las denuncias y se llevan a cabo las investigaciones respectivas para deslindar responsabilidades, como es el caso de las recomendaciones en materia de derechos humanos.

Además, resaltó Poiré Romero, cuando se presentan evidencias se sancionan los casos y se han tomado medidas adicionales preventivas, precisamente para evitar que este tipo de fenómenos se de en un momento dado.

Por ello, desde diciembre pasado se actualizaron los protocoles de uso de la fuerza por parte de las autoridades federales para poder garantizar el pleno respeto a la materia de los derechos humanos, concluyó.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *