Al desnudo, abusos policiacos

Redacción
Written by Redacción

A propósito del séptimo aniversario de Twitter, las redes sociales juegan un papel fundamental para denunciar los abusos asestados por parte de las autoridades. En los últimos días, los poblanos fueron testigos de tres casos en la entidad, y uno más en San Miguel Allende.

El primer caso lo protagonizó el escolta del presidente municipal Eduardo Rivera, Alejandro Vega Flores, quien baleó en estado de ebriedad, a dos civiles. Los hechos ocurrieron al filo de las 2 de la madrugada, en la esquina de la Privada “B” de la 16 de Septiembre y calle Huauchinango, a una cuadra de la Avenida de Las Torres, y a pesar de que llegaron elementos policíacos no se actuó contra el probable responsable.

El agresor Alejandro Vega es sobrino del subdirector de la policía municipal Ignacio Flores Arenas; no obstante, Amadeo Lara aseguró que “no se encubrirá a nadie”.

Hasta el momento, ninguno de los involucrados ha sido suspendido de sus cargos, ya que no existe una determinación legal para ser retirados del cargo.

2503f

Foto: El Sol de Puebla

El segundo caso aconteció en Tehuacán, policías municipales detienen de manera arbitraria y violenta a Víctor Manuel Vázquez; él protestó de manera pacífica por la ola de inseguridad la inseguridad que agobia al municipio poblano y a la Sierra Negra, este hecho irritó al gobierno municipal y ordenó su detención. Los hechos ocurrieron el 19 de marzo, y se conocieron a través de la red social YouTube. Hasta el momento el video tiene más de 34 mil reproducciones.

 

 

2503d

La indignación

 

El tercer incidente sucedió el 20 de marzo en el zócalo de la ciudad de Puebla, cuando 10 elementos de la policía municipal retiraran a golpes y detuvieron a un bolero. La acción de la autoridad la sustentan en el hecho de que en estos no pueden trabajar en el primer cuadro de la ciudad hasta concluir el censo y curso que realiza el ayuntamiento.

Sin embargo, el bolero abandonó el curso para conseguir unas monedas, tenía dos semanas sin trabajar y acudió al zócalo donde normalmente ofrece su trabajo; sin embargo, los uniformados lo golpearon y  enviaron al juzgado calificador.

Ya en el Ministerio Público la autoridad le fijó una multa de 4 mil pesos o cubrir un arresto de 36 horas.

2503e

Foto: Twitter / @alecafierro

 

El caso más sonado nos transporta a San Miguel Allende; a través de la plataforma de Youtube se dio a conocer un video, en él se denuncia cómo policías municipales intentan bajar a un joven de su auto por todos los medios posibles, sin conocerse con certeza cuál es el motivo por el que se trata de aprehender al conductor del vehículo.

De acuerdo con las víctimas, las cuales se identifican como estudiantes de Derecho, los uniformados les ordenaron detenerse y cuando iban a estacionarse la camioneta de la corporación se les cerró, para luego ocurrir lo que puede verse en el video: intento de asfixia, amenazas, golpes en los testículos y hasta uso de gas lacrimógeno.

La versión que maneja la policía local es que los jóvenes ingerían bebidas alcohólicas a bordo de su vehículo y por tal motivo solicitaron al conductor que se detuviera para una revisión.

La gente en internet tiene opiniones encontradas: por un lado hay quienes argumentan que los policías pueden usar la fuerza para que el ciudadano acate una orden, y por el otro hay quienes señalan que a todas luces abusan de su autoridad.

A través de Milenio TV se dio a conocer que los uniformados fueron despedidos, el dato lo confirmó personal de la Presidencia Municipal de San Miguel de Allende; pero no reveló sus nombres.

 

 

La denuncia ciudadano encontró a través de las redes sociales un espacio para desnudar una serie de hechos que pasan desapercibidos en los llamados medios tradicionales.

Además, estos hechos generan un debate “intenso” en las redes sociales, los comentarios de indignación brincan el mundo virtual y son tema de conversaciones fuera de ellas.

En Puebla, cada vez más frecuente las denuncias ciudadanas; sin embargo, pocas son las que trascienden el ciberespacio para ser atendidas o sancionadas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *