Con dolor crónico, 20% de los mexicanos

Redacción
Written by Redacción

En México 20 por ciento de la población afirma que padece o ha padecido dolor crónico, con mayor incidencia y capacidad de resistencia entre las mujeres, aunque al preguntarles qué es la fibromialgia desconocen que es una de las fuentes principales de molestia en músculos y articulaciones.

A pesar de que el dolor puede llegar a afectar la calidad de vida de las personas, son pocas quienes al sentir molestia acuden de inmediato al especialista para atenderse, pues un gran porcentaje cree que el dolor forma parte de la vida diaria.

De acuerdo con una encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) Kaleydoscopio, la mayoría de quienes padecen dolor frecuente tienen más de un año con la molestia, y los dolores de cabeza y de espalda encabezan la lista de los más “populares” entre los mexicanos.

La encuesta realizada vía telefónica a 800 personas en México destaca que las mujeres son las más vulnerables al dolor crónico, ya que 23 de ellas lo padecen por apenas 16 varones, pero también revela que son las que más rápido reaccionan y visitan al médico para tratar el padecimiento.

Según especialistas, el dolor crónico se caracteriza por ser una molestia continua y de largo plazo -en general más de seis meses- y a diferencia del dolor agudo tiene su origen en el sistema nervioso central, por lo que generalmente es tratado con medicamentos y terapia.

Al preguntar a los consultados si padecen o han padecido este dolor, 80.4 por ciento lo descartó, mientras que 19.5 por ciento refirió que sí; pero al preguntarles si sabían qué es la fibromialgia sólo 21 por ciento contestó afirmativamente y el resto no supo definir; proporciones muy similares.

Así, aunque esta enfermedad es una de las fuentes principales del dolor crónico -que refirió tener 20 de cada cien- apenas la misma cantidad (una veintena) sabe que este mal genera dolor severo en articulaciones, tendones, músculos y otros tejidos blandos, además de fatiga.

En este marco, 24.8 por ciento de los mexicanos consultados por CGE Kaleydoskopio dijo que sabe de una persona que ha padecido dolor crónico, mientras que 74.2 por ciento dijo que no tiene en su círculo familiar o de amistades a nadie que enfrente ese padecimiento.

Ya sea por resistencia al dolor o por desidia, sólo 16 consultados de cada centenar va de inmediato al médico, y seis prefieren no ir; en tanto que 21 de cada ciento espera 24 horas antes de acudir, 23 va dos o seis días después de que apareció el dolor, 12 lo hace tras una semana y 14 espera más de siete días para pisar el consultorio.

Destaca que 80 de cada cien personas considera que el dolor es parte de la vida cotidiana, razón por la que quizá dejan pasar más tiempo para acudir al médico. Sin embargo, también resalta que son las mujeres las que primero reaccionan y van de inmediato al doctor, 18 féminas por 13 hombres que lo hacen.

En el caso del dolor físico en general, 66.5 por ciento de los entrevistados dijo que su malestar no es frecuente frente a 33 que declaró que es continuo; pero de estos últimos 41 por ciento refirió afecciones a diario y 57 esporádicos. En este caso son más los hombres que lo padecen (39), que las mujeres (36).

De las personas que son aquejadas por un dolor frecuente, siete de cada decena tienen más de un año con el padecimiento, nueve más de medio año, siete más de un mes, seis menos de un mes y cinco al menos dos meses con el dolor.

La encuesta indica que los dolores más “populares” entre los mexicanos son: los de cabeza con 23.4 por ciento, espalda 22.3 por ciento, rodillas 10.4, cadera 6.7, estómago 6, y piernas 4.9 por ciento.

Le siguen del dolor de pies con 3.9 por ciento, de coxis con 2.5, hombros 2, brazos 1.9 por ciento, manos 1.4, tobillos 1, pecho 0.7 por ciento, ojos 0.5, codos 0.5 y oído con 0.3 por ciento.

Sin duda el dolor, del tipo que sea, puede afectar la vida y salud de quien lo padece por ello es recomendable acudir al médico para ser atendidos, y aunque en el caso del dolor crónico por lo general no se tiene una cura absoluta sí hay tratamiento que puede paliar el malestar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *