Hablamos del destino
De que hemos sido poseídos por algo más bello
Que lo que habita el común de los días

Te conté que había leído un libro y una frase
Que hablaba de una cabaña
De un filósofo
Y de montañas

¿Te acuerdas cuando fuimos a la conferencia
De ese filósofo y que luego nos tomamos un café?

Verte llegar ese día fue una de mis grandes alegrías
Después me dijiste que te habías arreglado mucho
Y que te sorprendió que te estuviera esperando

No bastarán eones
Diosa
Para empezar a demostrarte mi entrega

O aquella vez en que buscamos
Estaba nublado
Por Insurgentes un local de postres
-me recuerdan a los de mi abuela- dijiste

Verte saborear la nostalgia
Fue un prodigio que disfruté en silencio

Desde siempre tejemos nuestros días con ardor
Con naturaleza de amor y destino
Nos bebemos palabras y luces de espíritu
Raíz y frutos momento a momento

Germinemos pues
Saludemos a los elementos
Tomemos posesión
De este reino

@Apolonio_Tiana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *