En todo el mundo, una de cada 3 mujeres soportó violencia física o sexual, principalmente por un compañero sentimental; cerca de 120 millones de niñas han sufrido el coito forzado u otro tipo de relaciones sexuales forzadas en algún momento de sus vidas; y 133 millones de mujeres y niñas se han visto sometidas a la mutilación genital femenina.

Por eso, dice el llamado de las Naciones Unidos con motivo del Día de la el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, una de las prioridades es “poner fin a esta pandemia a nivel mundial”.

“Las promesas de hace 20 años (efectuadas por los Estados) siguen vigentes hoy en día. Juntas y juntos tenemos que hacer 2015 el año que marca el principio del fin de la desigualdad de género”, manifestó en su mensaje la directora ejecutiva de la ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, al aseverar que si es posible y se debe acabar con la violencia contra las mujeres.

Recordó que en 1995, hace casi 20 años, 189 gobiernos se reunieron en Beijing, allí aprobaron la Plataforma de Acción que definía estrategias clave para poner fin a la violencia contra las mujeres, lograran el empoderamiento de las mujeres, y alcanzaran la igualdad de género.

Dijo que actualmente se está realizando un examen mundial sobre el progreso y las deficiencias en la implementación de la Plataforma de Acción de Beijing. Los datos preliminares reflejan que muchos países han incorporado leyes para prohibir, penalizar y prevenir la violencia contra las mujeres. Sin embargo, la aplicación y el cumplimiento de estas leyes no son adecuados. Los índices de denuncia de casos de violencia siguen siendo bajos y la impunidad de los agresores sigue siendo alta.

La asignación de recursos para servicios de calidad y estrategias efectivas de prevención es insuficiente.

“Todos los años, el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer nos recuerda que cada día hay mujeres y niñas que sufren de violencia en sus vidas. Las mujeres sufren maltrato en sus hogares, intimidación en la calle, acoso en internet. A escala mundial, una de cada tres mujeres sufrirá violencia sexual o física en algún momento de su vida”, remarcó.

Agregó que la mayoría de veces, la violencia contra las mujeres es ejercida por un compañero sentimental. Prácticamente en la mitad de casos de mujeres asesinadas en 2012, el agresor fue un compañero sentimental o un familiar. No es exagerado decir que la mayor amenaza para la vida de las mujeres son los hombres, y, a menudo, los hombres a los que quieren.

Esto supone contar con estrategias efectivas de prevención para abordar las principales causas de la desigualdad de género, contar con mejores servicios para las sobrevivientes de violencia. Debe haber líneas telefónicas de asistencia, refugios, consejo legal, acceso a la justicia, asesoramiento, protección policial y servicios sanitarios.

Esto supone contar con índices de denuncia más precisos, una mejor recopilación de datos y un análisis más riguroso sobre los factores de riesgo y prevalencia, dijo.

 

viA

 

0132

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *