París vive una noche apocalíptica

Redacción
Written by Redacción

 

Hombres con armas y bombas atacaron restaurantes, una sala de conciertos y un estadio el viernes en París, matando al menos a 120 personas en lo que un conmovido presidente Francois Hollande calificó como un ataque terrorista sin precedentes.

Un funcionario del municipio de París dijo que hombres armados asesinaron de manera sistemática a cerca de 100 personas que asistían a un concierto de rock en la sala Bataclan. Comandos antiterroristas tomaron por asalto el edificio y mataron a los atacantes. También rescataron a decenas de conmocionados sobrevivientes.

Cerca de 40 personas murieron en otros cinco ataques en la región de París, agregó el funcionario, entre los que estuvo un aparente doble atentado suicida con bombas fuera del Stade de France, donde Hollande y el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania observaban un partido amistoso entre las selecciones de fútbol de Francia y Alemania.

El fiscal público de París Francois Molins dijo que la cifra total de fallecidos era de al menos 120 personas. Cinco de los atacantes fueron “neutralizados”.

Los ataques aparentemente coordinados ocurren en momentos en que Francia, miembro fundador de la coalición liderada por Estados Unidos que realiza ofensivas aéreas contra militantes del Estado Islámico en Siria e Irak, se encontraba bajo alerta de posibles actos terroristas de cara a una conferencia global sobre clima que comenzará más adelante este mes.

Luego de que fue retirado del estadio debido a las explosiones, Hollande declaró estado de emergencia en todo el país —el primero en décadas— y anunció el cierre de las fronteras francesas para evitar que los perpetradores escapen.

El metro de París fue cerrado y se ordenó a las escuelas, universidades y edificios municipales no abrir durante el sábado. Sin embargo, algunos servicios aéreos y de ferrocarriles seguirán operando.

“Esto es un horror”, dijo un Hollande visiblemente conmovido en un discurso transmitido a todo el país por televisión a la medianoche, antes de presidir una reunión extraordinaria del gabinete.

Hollande visitó posteriormente la escena más sangrienta del ataque, el salón de conciertos Bataclan, y prometió que el Gobierno libraría una lucha “sin compasión” contra el terrorismo.

Todos los servicios de emergencia fueron movilizados, los permisos a los policías fueron cancelados, 1mil 500 refuerzos del Ejército fueron enviados a la región de París y los hospitales llamaron a su personal para tratar a las víctimas.

No estaba claro si algún hombre armado permanecía prófugo.

Las radioemisoras advertían a los parisinos que permanecieran en sus casas y que abandonaran las calles, instando a los residentes a brindar refugio a cualquiera que quedara varado.

“Sabemos de dónde vienen los ataques”

82El ataque más mortal ocurrió en Bataclan, una popular sala de conciertos donde se presentaba el grupo de rock de California “Eagles of Death Metal”. Está situada a pocos cientos de metros de las antiguas oficinas del semanario satírico francés Charlie Hebdo, que fue blanco de un letal atentado de hombres armados islamistas en enero.

Testigos en la sala escucharon a los hombres armados gritar lemas islamistas y criticar la participación de Francia en la guerra de Siria.

“Sabemos de dónde vienen estos ataques”, dijo Hollande, sin mencionar a ningún grupo en particular. “De hecho, hay buenas razones para tener miedo”, agregó.

Francia ha estado en alerta desde los ataques contra Charlie Hebdo y un supermercado Kosher en París, en los que murieron 18 personas.

Hollande canceló sus planes de viajar a Turquía el fin de semana para una cumbre del G-20 y convocó a una reunión de emergencia de su consejo de seguridad nacional para el sábado.

El presidente estadounidense, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, lideraron las voces de solidaridad con Francia y el secretario general de la ONU condenó los “despreciables ataques”

Julien Pearce, periodista de Europe 1, estaba en el Bataclan cuando se inició el tiroteo. En un reporte en el sitio web de la radio dijo que varios individuos muy jóvenes, que no usaban máscaras, entraron al lugar en medio del concierto armados con rifles de asalto Kalashnikov y comenzaron a disparar.

“Había cuerpos por todos lados”, relató.

Ningún grupo reivindicó de inmediato los ataques con mensajes verificables, pero partidarios del Estado Islámico dijeron en mensajes de Twitter que el grupo era el responsable.

“El Estado del califato golpeó la casa de la cruz”, señalaba un mensaje.

En el centro de París se produjo un tiroteo fuera de un restaurante de comida camboyana.

Además, 18 hombres murieron cuando un hombre armado abrió fuego en la noche del viernes contra gente que estaba sentada en terrazas exteriores en la popular zona de Charonne. Horas después, la policía parecía seguir buscando a los sospechosos.

También hubo reportes no confirmados de tiroteos en otros lugares, como el centro comercial de Les Halles.

Un ciudadano mexicano fue herido por los atentados terroristas, confirmó el subsecretario de Relaciones Exteriores de México, Carlos de Icaza. El funcionario explicó que el hombre, de 30 años, fue atendido por personal médico, por lo que se encuentra fuera de peligro y en comunicación con su familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *