Escuelas del siglo XXI: Nuevos espacios para una nueva educación

Redacción
Written by Redacción

Espacio Kybernautas

Invitada especial: Diana Tadeo

En el marco del Día Mundial de la Innovación y la Creatividad ?que se celebra cada 21 de abril, desde el año 2001? resulta interesante revisar cómo la creatividad y la tecnología se han convertido en elementos clave para una transición en el modelo educativo tradicional que ha regido desde la Revolución Industrial.

De acuerdo con Goleman (2016), reconocido psicólogo a nivel mundial, el reto de la educación actual es lograr adaptar los sistemas educativos a las necesidades del futuro, ya que las niñas y los niños de hoy se enfrentarán a un mundo muy distinto al que conocemos, en gran medida, por la evolución de la tecnología.

Por ejemplo, según Forbes, algunos de los trabajos del futuro varían desde granjeros eólicos hasta diseñadores de vehículos alternativos y nanomédicos ¿quiénes, en un futuro no muy lejano, se apoyarán en nanorobots para intervenciones quirúrgicas?.

Este tipo de trabajos requiere que las personas cuenten con dos características primordiales: la primera, que sean innovadoras y; la segunda, que sepan hacer uso de la tecnología.

Por ello, es tan necesario que existan espacios -ya sea escuelas o laboratorios- donde se apueste por ofrecer a niñas, niños y jóvenes aquellas herramientas que necesitarán aplicar para incorporarse al mercado laboral.

001

Para atender esta problemática, han surgido instituciones que se atreven a educar de manera distinta, las cuales se han denominado por algunos como “escuelas del siglo XXI”. Una “escuela del siglo 21”, según el psicólogo investigador Alfredo Hernando Calvo (2015), es una comunidad de aprendizaje personalizado que pone atención a la investigación, a la actualidad y a la realidad tanto local como global.

Las escuelas del siglo XXI constituyen un espacio donde sus alumnas y alumnos pueden aprender a vivir, a narrar su identidad, a descubrir el mundo y, así, ser capaces de transformarlo. Estas escuelas no se limitan al aprendizaje convencional, sino que integran al aprendizaje social y emocional. Además, buscan que las niñas, niños y jóvenes tengan cinco capacidades que les son útiles en la vida: (1) tener conciencia de uno mismo; (2) contar con autogestión; (3) ser empáticos; (4) desarrollar habilidad social y; (5) tomar buenas decisiones.

Hernando otorga en su libro “Viaje a la escuela del siglo XXI” una recopilación de 80 escuelas de todo el mundo –con casos de Estados Unidos, Japón, Dinamarca, India, Colombia, entre otros? que otorgan una educación distinta a la convencional, donde la innovación, la creatividad y el uso de tecnología son parte fundamental de esta nueva forma de hacer educación.

Se pueden rescatar cinco elementos clave ?además de la creatividad y la innovación? para una nueva educación. Estos elementos se conocen –por sus siglas en inglés? como STEAM y son la ciencia, la tecnología, la ingeniería, el arte y las matemáticas. Trabajar con cada uno de estos elementos puede ayudar a que las niñas y los niños desarrollen su máximo potencial.

Actualmente, en el mundo existen espacios que otorgan estas herramientas y que incorporan, además, a la gamificación, es decir, al juego, como parte fundamental del aprendizaje. A estos espacios se les puede llamar “laboratorios tecnocreativos” y su valía radica en que fortalecen las capacidades que niñas, niños y jóvenes necesitan para su futuro.

En ese sentido, es momento que México se sume a esta “revolución educativa” y que las escuelas tradicionales apuesten por transformarse en “escuelas del siglo XXI”. Sólo así se logrará que las niñas, niños y jóvenes de nuestro país accedan a un futuro mejor que el que les espera si no están preparados para enfrentar los nuevos retos que impone la evolución tecnológica.

Referencias
Goleman, Daniel y Senge, Peter. (2016). Triple Focus. Ediciones B S.A. Barcelona, España. 112 pp.
Hernando Calvo, Alfredo. (2015). Viaje a la escuela del siglo XXI. Fundación Telefónica. Madrid, España. 201 pp.

Kybernus A.C. es un colectivo de líderes jóvenes que contribuye positivamente en la transformación de México desde lo local. Fundado en 2011 como parte de los programas de creación de valor social del Grupo Salinas, Kybernus A.C. fomenta una nueva cultura de liderazgo basada en valores y compromiso. Kybernus opera con un enfoque desde lo local y es una organización apartidista, laica y no lucrativa. Para Kybernus los liderazgos tienen un papel relevante en la generación de cambios positivos en la sociedad, por ello, los miembros del colectivo en Puebla se han dado a la tarea de realizar publicaciones que contribuyan con este fin.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *