“En el frente opositor no podemos vetar a nadie”

Redacción
Written by Redacción

Rafael Moreno Valle (Puebla, 1968) llega dos horas tarde a la entrevista. La agenda del exgobernador de Puebla (2011-2017) está saturada en un momento donde la política mexicana está en ebullición. El exmandatario, que ha sido criticado por su millonario gasto en publicidad, mueve sus piezas para construir un frente opositor que aglutinaría en las presidenciales de 2018 a la izquierda (PRD) y a la derecha (PAN) junto a otros partidos minoritarios. Moreno Valle, quien renunció al PRI en 2006 para saltar al PAN, no oculta las ganas de encabezar ese movimiento destinado a arrebatar el poder al tricolor. El político ya emprendió una aventura similar. Llegó al poder en Puebla con una coalición PAN, PRD, Convergencia (Movimiento Ciudadano) y Nueva Alianza, el partido de Elba Esther Gordillo, quien fue una de sus principales aliadas. Moreno Valle sabe que los meses venideros serán cruciales para lograr los acuerdos. “Es una tarea titánica, pero hay talento en los dos partidos para lograrlo”.

Pregunta. En términos de la contienda interna del PAN, ¿qué le hace diferente de Ricardo Anaya o Margarita Zavala?

Respuesta. Precisamente porque hay un frente amplio ya no hay una contienda interna del PAN o del PRD. Lo que acordamos es construir un proyecto de nación con visión de largo alcance, con acciones concretas con las que lograr un cambio de régimen, no un cambio cosmético. Es el trabajo en el que estamos. Primero se trata de lograr un proyecto común, luego una coalición y después el método de selección de candidato.

P. Hablar de un frente amplio se ha convertido en una forma de dispersar la guerra interna que hay en los partidos. ¿Qué aportaría usted a diferencia de Anaya o Zavala?

R. Miren, yo no voy a hablar mal de mis compañeros de partido ni de quien tenga aspiraciones. Un aspecto fundamental para este proyecto es la unidad. Ellos que comenten sus fortalezas. Yo, como en una entrevista de trabajo, puedo presentar mi currículum.

P. ¿A quién incluye en ese frente?

R. A cualquiera menos al PRI. Queremos un cambio, no podemos incluirlo. Morena se autoexcluye. Cualquiera que tenga una aspiración legítima tiene que correr el proceso y Andrés Manuel [López Obrador] ha sido claro en que lo primero es su proyecto personal. Morena está actuando más como un comité de campaña que como un partido.

P. ¿El haber sido militante del PRI no le estorba?

R. No me estorba. Ya logré la alternancia en Puebla por primera vez en la historia, en 2011. No es un tema de especular, ya lo logré y funcionó. Y ya llevo 11 años en el PAN.

P. ¿Cree que el contexto es igual?

R. Es diferente en el sentido que hay dos jugadores, Andrés Manuel, que también militó en el PRI, y el Gobierno.

P. ¿Usted estaría dispuesto a renunciar a sus aspiraciones para que ese frente amplio logre un consenso?

R. No, de ninguna manera. Quiero competir y como demócrata aceptar el resultado de un proceso interno.

P. ¿El proyecto de nación del frente amplio estará más inclinado hacia la derecha?

R. Hay que quitar las ideologías y con frialdad analizar las propuestas para tomar lo mejor, lo que funcione y lograr mayor crecimiento económico, un combate a la pobreza más efectivo, doblar el potencial que tiene México tiene en turismo, en materia energética. Es un plan nacional con visión regional.

P. ¿Presidiría un frente amplio que en temas como es el aborto o el matrimonio homosexual fuese más progresista que el PAN?

R. Hay una visión en términos de moralidad muy distinta en las regiones del país. Si se compara el referente moral de la ciudad de México con el de Guanajuato son muy diferentes. Me parecería que implementar a través de la corte o con iniciativas del ejecutivo en todo el territorio nacional generaría una polarización que no me parece adecuada.

P. ¿No incluiría el aborto o el matrimonio homosexual en un programa de campaña?

R. No. Que sea cada congreso local quien tome esa decisión. Ellos podrán, en su momento, tomando la opinión de la mayoría, implementar la decisión correcta. No voy a tratar de imponer mi forma de ver las cosas sobre unos ni que la impongan sobre mí.

P. ¿Eso no abre la puerta a que los Estados de la frontera decidan, por ejemplo, pagar menos impuestos?

R. ¿Qué tiene que ver lo fiscal con los temas sociales?

P. ¿Dónde pone el límite?

R. En lo social. En estos temas. Cada Congreso debe tomar sus decisiones.

P. ¿Qué balance hace de la gestión de Ricardo Anaya al frente del PAN?

R. No se vale decir que todo estuvo mal. Tampoco se vale echar un discurso triunfalista cuando tienes estos resultados. Si hacemos cuentas de la elección del 4 de junio en Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz, si solo sumas los votos del PAN en esos Estados seríamos la tercera fuerza. En Nayarit hicimos un frente amplio y ganamos por dos dígitos. ¿Cuál es el peor escenario para nosotros? Ir separados como lo hicimos en el Estado de México. Si ven que no tienes posibilidades de triunfo muchos ciudadanos que hubieran votado por tu partido eligen otra alternativa y eso hace que te desfondes.

121

P. ¿Qué pasó para que el año pasado les fuera tan bien y en este no tanto?

R. En parte las alianzas. En Veracruz y Nayarit, donde las hubo, nos fue bien. Donde no las hubo no nos fue bien. El año pasado se logró la alternancia democrática con una alianza PAN-PRD en Durango, Quintana Roo, Veracruz y Puebla.

P. ¿El PRD los necesita más que ustedes a ellos?

R. Todos necesitamos de todos. Es un complemento. Cuando hay una fusión de empresas la idea es que la suma de las partes valga más que las partes por separado.

P. ¿La candidatura de Margarita Zavala dinamitaría el acuerdo con el PRD?

R. No podemos vetar a nadie. Este es un ejercicio de poner primero el proyecto. Que al candidato lo pongan los ciudadanos. Que participe Margarita Zavala y quien quiera. En una contienda de este tipo quien resulte ganador o ganadora pues tendrá el respaldo de todos y el respeto de todos.

P. ¿Se ha acercado algún ciudadano?

R. No. Realmente esto es algo muy nuevo. Todavía no ha avanzado lo suficiente. El frente debe de tomar otras definiciones.

P. ¿Habrá una bancada del PAN y una del PRD o un esquema de una sola bancada de un frente amplio?

R. Eso se tiene que consensar. En principio, el documento del PRD dice que ellos estarían pensando en un frente donde hubiera una sola bancada. Yo no lo veo mal, como un Gobierno de coalición. El demonio está en los detalles. Es un tema de mucho trabajo, donde no se pueden cometer errores, para llegar a lo que todos queremos: un frente amplio opositor que logre el cambio que México necesita, un cambio de régimen y profundo en beneficio de la gente. Es una tarea titánica, pero hay talento para lograrlo.

78

Fuente: El País / Javier de Lafuente / Luis Pablo Beauregard

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *