Por mayoría, los diputados locales aprobaron en el Pleno la reforma a la Ley de Transporte para el Estado de Puebla con la que establecen medidas de control y seguridad que empresas como Uber y Cabify deben acatar para su funcionamiento.
Aunque los legisladores de última hora modificaron el dictamen original emitido en la Comisión de Transportes del Congreso del Estado para suavizar la modificación tras las presiones de Uber y usuarios vía redes sociales.

Por ejemplo, la iniciativa del Gobernador Antonio Gali proponía que los choferes del servicio ejecutivo solicitaran la obtención de una licencia de servicio mercantil, pero al final se acordó que sigan operando con licencia de automovilista.

La diputada del PRD, Socorro Quezada, criticó que se cambiara la redacción con respecto a la propuesta del titular del Ejecutivo, porque no genera equidad de competencia.

Además, Socorro Quezada aseguró que esto permite que en Puebla existan choferes de primera y otros de segunda.

“Lamentaría que nuevamente, por presiones de una empresa en específico, por la misma empresa que se cambio la Ley del Transporte en agosto de 2015, quede coja esta iniciativa de reforma”, criticó la perredista.

El diputado local del PAN, Pablo Montiel, sometió a reserva cinco artículos que son el 12 Bis, 45 Ter, 85 Bis, 92 Quater fracción VI párrafo 1 y 92 Quater fracción X inciso C.

Dichos artículos destacan la autorización para que los conductores de servicio ejecutivo circulen con licencia de automovilista y no mercantil, así como la instalación de botón de pánico que deberá incorporarse en las plataformas de las empresas.

También destacó Montiel que las empresas estarán obligadas a dar información de socios, vehículos y choferes sólo a autoridades competentes a partir de una solicitud previa.

“En cuanto al pago electrónico queda intocado (…) y respecto de la licencia de conducir ciertamente quedará la de automovilista, pero los exámenes que acompañan a la licencia mercantil quedan establecidos en la reforma”, comentó el panista.

“Al ciudadano no le importa en materia de seguridad si su licencía de chofer es de automovilista o mercantil o si su licencia es de piloto aviador, lo que al ciudadano le importa es tener garantías de que el conductor cumple con lineamientos”.

IMG_0440

El presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso, Jorge Aguilar, negó que se haya cedido a presiones de Uber o de cualquier otra empresa y tampoco existió negociación para suavizar la reforma.

Con la reforma, las empresas prestadoras del servicio de transporte ejecutivo están obligadas a someter a sus conductores a exámenes toxicológicos, psicométricos, psicológicos.

Los choferes también deberán entregar un padrón de sus operadores a la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transportes, pero quedaron fuera los socios de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *