Génesis fue convencida por su hermana de vivir con ella en Querétaro y trabajar como escorts de élite.

Hace tres años, ambas rentaron una casa en esa ciudad y la compartieron con dos chicas más, según el intercambio de información entre la Procuraduría de Justicia capitalina (PGJ) y su homóloga queretana.

Génesis Gibson Jaimes tenía 24 años y era madre de una niña de 5, cuyo nombre llevaba tatuado en la muñeca izquierda.

Su mamá, Arianis, vivía también con ellas e ignoraba a lo que dedicaban sus hijas desde hace un par de años.

De acuerdo con las investigaciones, el 16 de noviembre pasado Génesis se quedó de ver con un cliente en el hotel Punta Palmas, en Puebla.

La víctima supuestamente aceptó por la promesa de duplicar su ganancia por hora, la cual iba desde los 5 mil a los 7 mil 500 pesos.

Esa tarde se comunicó vía telefónica con su madre, pero después de las 22:30 horas quedó incomunicada.

La extranjera se anunciaba en Zona Divas, un sitio de internet que ofrece los servicios de escort.

Según las pesquisas, desde hace más de 10 años es manejado por un individuo identificado como Sonny, el cual al parecer es argentino.

En dicha página, Génesis se hacía llamar Lateefah Karesh y tenía a su servicio a diferentes taxistas para que la llevaran a hoteles o a los domicilios de los clientes.

Fue hasta las 13:30 horas, acorde con reportes de la Fiscalía de Venustiano Carranza, que personal del Hotel Platino, en la Colonia Felipe Ángeles de esta Ciudad, halló el cadáver de la víctima.

Estaba bocarriba en la cama, desnuda, con las manos y los pies atados con cinta adhesiva transparente; una toalla sobre el rostro y encima una almohada.

Alrededor de su cuello tenía enredado un mecate azul de aproximadamente metro y medio, su cuerpo presentaba golpes y dos heridas por arma punzocortante, una en el abdomen y otra en el cuello.

Génesis murió por asfixia

La PGJ precisó que la necropsia reveló que la mujer murió por asfixia derivada de estrangulamiento.

El caso es similar al de Katya, otra escort hallada sin vida en un hotel de la Colonia Roma, en abril; también estaba maniatada, estrangulada y con un surco en el cuello realizado con un cuchillo. De igual modo taparon el cuerpo con almohadas y una cobija.

Génesis nació en la ciudad portuaria de La Guaria, Estado de Vargas, Venezuela, pero tras el divorcio de sus padres se mudó con su madre al estado de Anzoátegui, consta en las indagatorias.

La única pista de su feminicida la proporcionó Gregoria, encargada del Hotel Platino. Explicó a agentes de la PGJ que Génesis arribó al lugar la noche del jueves con un hombre que se registró como Omar.

Tenía entre 35 y 40 años de edad, llevaba consigo una mochila pequeña y pagó en efectivo.

Fuente: Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *