En el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara 2017, el escritor, editor, poeta, ensayista y cronista de viajes Alberto Ruy Sánchez recibió el Homenaje al Bibliófilo.

En el acto, Ruy Sánchez puntualizó que su biblioteca es un jardín de símbolos, “el libro es la voz que entra en la intimidad, nos toca el fondo y, si dejamos que su química se active en contacto con la nuestra, nos transforma, nos ayuda a vivir”.

Manifestó que el amor por los libros es muchas veces un amor correspondido en exceso, “no es raro que los libros den mucho más de lo que reciben, pero sin el amor de un lector, de uno por lo menos, los libros prácticamente no existen”.

Subrayó que sus libros, aunque nunca ha sabido cuantos son (se calcula 50 mil), “sean los que sean, seguro son demasiados, pero no están ahí atesorados, como algo adquirido: ni se han ganado todavía su quietud ni yo he acabo de merecerlos, están vivos, están en mi casa cuando no están conmigo, no porque los posea o los haya asimilado sino porque en cada uno de ellos, y en cada conjunto de temas y autores, se abre para mí lo posible”.

 “Mi biblioteca es no sólo lo que veo en ella, o lo que ella lee en mí, es también y sobre todo lo que miramos juntos, sus libros me ayudan a ver, a oler, a pensar el mundo; ella no deja de entretejer conmigo complicidades y desciframientos que no estaban no en ella ni en mí”.

Alberto Ruy Sánchez es fundador, junto con Margarita de Orellana, de la revista y editorial Artes de México, de la que actualmente es director general y con la cual promueve y difunde la diversidad y riqueza cultural de México, en todas sus manifestaciones creativas.

Una vida dedicada a las letras

Nacido en la Ciudad de México en 1951, es doctor en Comunicación por la Universidad de París, maestro en Artes Visuales y licenciado en Ciencias y Técnicas de la Información.

Además, es autor de novelas, relatos, cuentos, ensayo y poesía; algunos de sus libros han sido traducidos a diferentes idiomas y sus novelas se han consolidado como libros de culto con reimpresiones permanentes.

Su producción incluye títulos como Los demonios de la lengua, Una introducción a Octavio Paz, Con la literatura en el cuerpo, Los jardines secretos de Mogador, Elogio del insomnio, Decir es desear y Quinteto de Mogador.

Ha sido acreedor a reconocimientos como el Premio Xavier Villaurrutia; Ensayista por la Universidad de Nuevo México; fue becario de la Fundación Guggenheim de Nueva York; y el gobierno de Francia le otorgó la Orden de las Artes y las Letras, y recibió de la industria editorial mexicana el Premio Juan Pablos al Mérito Editorial.

Los galardonados

En ediciones anteriores han sido homenajeados: Federico Reyes Heroles, en 2016; Fernando Serrano Migallón, 2015; Juan Nicanor Pascoe Pierce, 2014; Miguel Ángel Porrúa, 2013; María Isabel Grañén Porrúa, 2012; y Ángel García Lascuráin, 2011.

Así como Elías Trabulse (2010); Adolfo Castañón (2009); Ernesto de la Peña (2008); Ernesto de la Torre Villar (2007); José Rogelio Álvarez (2006); Eulalio Ferrer Rodríguez (2005); Jorge Álvarez del Castillo (2004); Andrés Henestrosa (2003); José Luis Martínez (2002); y José Mindlin (2001).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *