El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, afirmó que las poblaciones cercanas al volcán Popocatépetl deben atender las recomendaciones que emita la dependencia en caso de caída de ceniza.

Durante su visita a esta ciudad, acompañado por Carlos Valdés González, director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), y Diódoro Carrasco, secretario general de Gobierno del estado, dijo que el semáforo se mantiene en alerta amarilla fase 2.

“Las recomendaciones sí son importantes cuando tiene actividad el volcán, que nos dice que hay mucha ceniza en el ambiente sobre todo en los poblados cercanos al Popocatépetl”, mencionó.

Luis Felipe Puente señaló que han solicitado a las autoridades municipales y a los titulares de las Unidades de Protección Civil locales, que mantengan las recomendaciones que emite el Cenapred, en el sentido de usar cubrebocas, y no exponer a los niños permanentemente en actividades exteriores cuando hay caída de ceniza.

Añadió que se deben tapar todos los tinacos y depósitos de agua, a fin de evitar la contaminación a los mismos, sobre todo barrer la ceniza y no lavarla, debido a que al mezclarse con agua se convierte en un elemento sólido que puede tapar drenajes y alcantarillas.

El funcionario federal resaltó que las actividades están perfectamente definidas en un programa de protocolos de acción, y en el momento de cambiar la alerta a fase tres o alerta roja, todos los niveles de gobierno ya tienen un protocolo de acción y de comunicación a la población.

“El volcán tendrá actividad permanente y la seguirá teniendo, de ahí, que destruye los domos que produce tal y como lo hace desde el año 2000, lo que significa que las autoridades tenemos que estar atentos”, acotó.

Luis Felipe Puente mencionó que a través de monitoreo pueden percibir anticipadamente los sismos vulcanotectónicos en la parte inferior del volcán, de ahí que cuando observan que la actividad interna con las gráficas determinan la posibilidad de riesgos.

Reiteró que la restricción de 12 kilómetros se mantiene, de ahí que la población no debe rebasar ese perímetro.

En buen estado, rutas de evacuación

El secretario general de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, señaló que las rutas de evacuación se revisan permanentemente por parte de la Secretaría de Infraestructura, y sólo 16 por ciento de éstas requieren ser arregladas, por lo que las 20 rutas de escape están perfectamente transitables, en donde sólo necesitan bacheo y señalética.

En tanto, Carlos Valdés González, director general del Cenapred, enfatizó que el Popocatépetl es monitoreado los 365 días del año durante las 24 horas, y que se emite un reporte diario.

“Es un volcán activo e importante, es un símbolo que representa a Puebla y al país, si revisan un billete de 200 pesos van a ver que se encuentra plasmado en él”, sostuvo.

Valdés González mostró el comportamiento del volcán en los distintos años, al mismo tiempo de resaltar que en 100 kilómetros alrededor del mismo hay entre 25 y 27 millones de habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *