La vocera del Concejo Indígena de Gobierno estuvo presente en la FIL para exponer algunas de las problemáticas urgentes de las comunidades indígenas

María de Jesús Patricio Martínez, mejor conocida como Marichuy, estuvo presente en el marco de la edición 31 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. La vocera del Concejo Indígena de Gobierno, plataforma impulsada por el Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), participó en el programa Pensar México, una plataforma para la exposición de ideas que es conducido por el político y académico José Woldenberg.

En medio de un auditorio lleno, y con cientos de personas detrás de Marichuy para conseguir un momento de charla personal, la aspirante a alcanzar una candidatura independiente para la Presidencia de México, expuso algunos de los propósitos de su agenda, además de mencionar distintas necesidades urgentes de las comunidades indígenas del país, debido a que ella emprendió una gira que tiene como objetivo principal tener contacto directo con los representantes de diversas comunidades.

Al preguntarle sobre los principios que rigen al Concejo Indígena de Gobierno, en particular sobre su organización, la vocera Marichuy respondió: “No pretendemos que sea una sola persona, sino un colectivo que se manda desde abajo, desde una comunidad. Hemos caminado desde el sur hasta el centro del país, y nos encontramos con que muchas tierras de las comunidades están concesionadas a los mineros”. Marichuy también señaló: “Lo que las comunidades nos plantean es que sólo se ve lo bonito, pero no se ven los problemas. Nos han dicho que nuestras comunidades las están destruyendo. Hay un dolor, un abandono y un despojo”.

José Woldenberg dijo que uno de los temas recurrentes es el de la conciliación entre los derechos y los usos y costumbres. Le preguntó a Marichuy cómo pretenden buscar un punto de acuerdo, a lo que la aspirante política respondió: “Siempre hemos dicho que hay un sistema diseñado, un sistema machista y patriarcal. Al hombre es a quien le piden opinión. Así que buscamos que la mujer participe, pero creemos que falta mucho por hacer”.

Respecto a la posibilidad de postulación de compañeros indígenas a cargos dentro de la política, Marichuy señaló: “Nuestra respuesta es que no vamos por el poder. Queremos que el pueblo mande y el gobierno obedezca. Queremos un gobierno que esté a la orden del pueblo”. Woldenberg insistió en la posibilidad de postular compañeros a algún cargo político. Marichuy le respondió: “Tenemos que construir algo nuevo, algo diferente, una construcción desde abajo. El Concejo Indígena de Gobierno es una propuesta para todo México”.

El tema de salud en las comunidades indígenas fue expuesto en la conversación entre Marichuy y Woldenberg. “Han aumentado los problemas de cáncer, tumores, enfermedades que antes no habíamos visto y que han sido generadas por los invernaderos en el sur de Jalisco. Si se enferma la tierra, la gente también enferma y muere” mencionó Marichuy.

El reto de Marichuy

Hasta el 28 de noviembre, Marichuy ha conseguido 64 mil 298 firmas de apoyo ciudadano en su búsqueda para obtener su candidatura independiente. El resultado representa 7.4 por ciento de las 866 mil 393 firmas que se requieren para llegar a conseguirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *