Una ola de críticas e indignación se desató entre los internautas, durante la transmisión en vivo  de  los diputados locales de Chihuahua desayunando frente a un grupo de rarámuris, y mientras eran “atendidos y escuchados”, éstos últimos solo veían a los políticos comer, prevaleciendo la falta de cortesía  de sus representantes.

 

La transmisión en vivo que se hizo a través de la cuenta de Facebook del diputado de Morena, Pedro Torres Estrada, fue criticado por los ciudadanos, ya que muestra al grupo de  rarámuris exponiendo sus problemas sentados en unas sillas frente a los diputados desayunando en el piso 18 de la torre legislativa que se ubica en el Centro Histórico de la capital.

 

Tras la controversia generada, el diputado Pedro Torres ofreció una disculpa pública a través de su cuenta de Facebook, por no tener la gentileza de invitarlos a desayunar.

 

Una disculpa tardía y criticada

“Ofrezco una disculpa pública a los ciudadanos y las ciudadanas Rarámuris que acudieron a la Junta de Coordinación Política por recibirlos mientras los diputados desayunábamos y no tuvimos la gentileza de invitarlos a participar de los alimentos que estábamos ingiriendo. Reconozco que fue un acto vergonzoso y asumo la responsabilidad que me corresponde y me comprometo a que una situación similar no ocurra nuevamente”.

 

Pese a la poca aceptación de su disculpa pública,  el diputado local optó por reiterar su arrepentimiento y exponer los motivos de la reunión con los rarámuris para apoyarles en sus demandas.

 

“Me llama la atención la poca capacidad que tenemos algunas personas de reflexionar sobre lo que hacemos o lo que decimos. Me pasó a mi ayer en la reunión de la Jucopo, demasiado vergonzoso lo ocurrido. Lo acepto, lo asumo y reitero mi arrepentimiento y mi disculpa a quienes ofendí, principalmente a los indígenas. Pero me preocupa que ninguno (o muy pocos, corrijo) de los críticos que participan con comentarios en las redes sociales y en los medios de comunicación ponga atención sobre el verdadero problema, el cual fueron a denunciar los rarámuris al Congreso: Personas que reciben subsidio de gobierno del Estado los están despojando de sus viviendas, dejando, por ejemplo, a una madre con dos hijos enfermos, uno de ellos esquizofrénico, en calidad de calle., y otros casos igual de graves y dramáticos. Para quienes aquí opinan es más importante dedicar el espacio a la crítica fácil que a reproducir esas denuncias tan delicadas. Negarles ese espacio en las redes sociales y en los medios de comunicación, es algo similar a negarles ese espacio que se merecían en la mesa de los diputados. Les envío un saludo afectuoso.”

 

Hasta el momento, el resto de los diputados que integran la Junta de Coordinación Política y que estuvieron presentes en dicho desayuno,  no han emitido alguna postura al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *