El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, está nuevamente en el ojo del huracán por sus declaraciones misóginas. Esta vez aconsejó a los soldados de su país, disparar a mujeres rebeldes a su vagina porque “sin eso son inservibles”.

Lo anterior se dio durante una reunión que sostuvo con antiguos militantes del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) el pasado 7 de enero, pero que hasta ahora se dio a conocer por Human Rights Watch (HRW) y varias ONG filipinas.

De acuerdo con la lista de grupos terroristas de Estados Unidos y la Unión Europea, el Nuevo Ejército del Pueblo, está considerada como una guerrilla comunista.

 

Un mandatario polémico

No es la primera vez que el mandatario emite comentarios de este tipo, en mayo del año pasado ofreció impunidad a los soldados que violaran a mujeres. En otra ocasión, ofreció 42 vírgenes a cada turista que visitara Filipinas.

En una nota publicada por The New York Time el año pasado, mostró a un Rodrigo Duterte asesino y salvador que constantemente se compara con Hitler, jactándose en varias ocasiones de matarlos con sus propias manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *