Estudiantes de la Universidad Iberoamericana en la capital poblana exigieron a las autoridades emitir ya la alerta de género de violencia contra las mujeres tras el ataque a una de las integrantes de su comunidad.

Los jóvenes, acompañados también por catedráticos, exhibieron su indignación por el intento de violación que enfrentó una alumna del campus de la institución jesuita en Puebla.

Con pancartas demandaron seguridad inmediata para las mujeres a fin de que no ocurran más ataques en los que salgan heridas o terminen en feminicidios.

También lanzaron arengas durante la hora que permanecieron afuera de la sede de la Universidad, en Bulevar del Niño Poblano, en la zona de Angelópolis.

“¡Señor, señora no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente!”, “¡Alerta de género ya!” y “¡De noche, de noche, de noche o de día, desnudas o vestidas respeten nuestras vidas!”, consignaron.

Condenan agresiones

El rector de la Ibero Puebla, Fernando Fernández, condenó la agresión a la estudiante y demandó que se haga justicia y no quede el caso impune.

“Si bien hemos dicho que no es la solución, si se necesita la alerta de género porque esto va a permitir que empecemos a enfrentar este problema y que continúen las agresiones a las mujeres”, dijo.

Fernández urgió a crear una sociedad diferente para no construir sobre la violencia y llamó a comenzar por casa, al combatir lo que alumnas llamaron micromachismos.

“Hoy por hoy en esta sociedad tenemos que cuidarnos, ser prudentes, no podemos soñar y sin embargo no podemos dejar de vivir y sí trabajar hacia adentro y hacia afuera (contra la violencia)”, manifestó el Rector.

“El problema es complejo y no hay voluntad política para solucionar el problema porque hay demasiados intereses (…) tampoco es echar la culpa de todo a los de afuera, y a ustedes jóvenes que tengan la iniciativa, tengan propuestas de soluciones que no van a encontrar los políticos, háganlo”, dijo.

La protesta

Durante los semáforos en rojo, los alumnos se colocaban en el arroyo vehicular y realizaban la protesta, y al cambiar a verde, se retiraban al camellón para permitir el paso de los automovilistas.

Los conductores al pasar tocaban sus cláxones para apoyar la protesta en contra de la violencia de género contra las mujeres.

Al concluir la manifestación, los miembros de la comunidad universitaria se reunieron en la explanada de la institución en donde pidieron que se incrementen las acciones de seguridad en la casa de estudios.

Además, los estudiantes exigieron a las autoridades que cumplan con su obligación de proteger a la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *