Sergio Pitol logró lo que todo escritor desea ser, la pasión de la literatura tanto en su creación como en su difusión, comentó Alejandro Badillo, subdirector de la revista Crítica, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

En entrevista, lamentó el fallecimiento del escritor, nacido en Puebla y avecindado en Xalapa, Veracruz, ocurrido la mañana de este jueves, a los 85 años de edad.

Mencionó que no sólo las obras literarias del maestro Pitol se deben reconocer, sino también todo el trabajo que llevó a cabo para difundir la literatura, una labor que realizó desde la editorial de la Universidad Veracruzana.

“Su aporte es digno de reconocerse, tanto por su obra como por su difusión de la literatura en traducciones y en la introducción de autores que antes no se conocían en lengua castellana”, dijo tras lamentar la muerte del escritor poblano, pero avecindado en Xalapa.

Gracias al escritor Pitol, comentó, se pudo conocer de las obras literarias de autores como Henry James, Joseph Conrad, Robert Graves, Jane Austen, Witold Gombrowicz, Alexander Zeromsky, Kazimierz Brandys, Jerzy Andrezjewski y Bruno Schulz, entre otros.

“Muchos de los escritores de ahora ya no tienen esa formación tan interesante como la que poseía él, enriquecida por tantas lecturas que hizo, por los viajes que realizó, por las personalidades que conoció”, agregó.

Destacó que Pitol Demeneghi, además de sus novelas y sus cuentos, estaba muy interesado no solamente quedarse con esa información, sino con difundirla, así como estar en la búsqueda siempre de nuevos autores y todo lo que permite la lectura asociada a la libertad.

Alejandro Badillo, también autor de 10 libros de narrativa, recordó el gran trabajo que logró el maestro Sergio Pitol en la Editorial de la Universidad Veracruzana (UV) con la creación de la colección Biblioteca del Universitario (BU).

Destacó que éste fue un proyecto que inició en 2006 con el propósito de refrendar al libro como vehículo ideal de liberación y humanización. Está conformada por 51 obras elegidas y sigue publicando títulos nuevos porque recopila grandes autores de la literatura universal.

La mayoría de los ejemplares se obsequian a los estudiantes de nuevo ingreso y su costo es accesible para el público en general. Está dedicada especialmente a la comunidad estudiantil.

“Este trabajo habla de la visión que tenía Sergio Pitol de la literatura, quien apostaba por una literatura abierta, no elitista y que cualquier persona podría acercarse, para formar lectores, que a final de cuentas es algo muy importante para crear ciudadanía crítica, reflexiva, que intervenga en los asuntos del país en una manera inteligente”, acotó.

Una referencia importante

Badillo agregó que la comunidad de escritores en Puebla tiene a Sergio Pitol, quien fue multipremiado y galardonado, como una referencia importante para sus obras. “El asunto es que él desde muy joven hizo su vida fuera de Puebla, incluso fuera del país, porque viajó mucho por Europa, y cuando decide regresar se establece en Xalapa, Veracruz”, dijo.

Alejandro Badillo recordó que la última vez que el escritor mexicano, único poblano que recibió el Premio Cervantes, fue en el año 2010 cuando realizó una visita a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Fue ese mismo año, pero en agosto, cuando el Ayuntamiento de Puebla que entonces gobernaba la priista Blanca Alcalá Ruiz, le otorgó al maestro Pitol Demeneghi la copia fiel de la Cédula Real de Puebla.

Lectura obligada

Sergio Pitol, refirió, es y será uno de los autores que en México se seguirá leyendo, se seguirá publicando y, sin duda, abarcará a nuevas generaciones con los homenajes que desarrollen en adelante.

Reconoció que no tuvo la oportunidad de conocerlo personalmente, pero fue uno de sus fieles seguidores a través de sus obras como “El Arte de la Fuga”, la cual calificó como una de sus favoritas, porque en un solo trabajo aborda varios géneros, desde la crónica de viaje, biografía, memorias, ensayo y toda una recolección de experiencias en su mundo literario.

En cuentos, recomendó “Nocturno de Bujara” para quienes por primera vez leerán a Sergio Pitol. Destacó que en ese cuento habla de todo el conocimiento que él tenía de la literatura europea, particularmente de Europa del Este, que en la década de los 40 a 50, era literatura muy desconocida por los creadores y lectores mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *