El volcán Kilauea de Hawai entró en erupción desde su cumbre, disparando una nube de ceniza de cerca de 9 kilómetros, informó Mike Poland, geofísico del Servicio Geológico de Estados Unidos.

La explosión, aseguró, probablemente solo duró unos minutos y las acumulaciones de cenizas fueron mínimas, con cantidades probables cerca del volcán y en la ciudad, llamada Volcano.

Las autoridades dijeron que no esperaban que la explosión fuera mortal mientras la gente permaneciera fuera del Parque Nacional de los Volcanes de Hawái, que ha estado cerrado desde el 11 de mayo.

En las últimas dos semanas, la actividad volcánica del Kilauea y la lava expulsada de grietas cercanas ha destruido al menos 26 casas y otras 10 estructuras, en una pequeña zona del sudeste de la isla. También ha forzado la evacuación de 2 mil personas.

Este jueves, residentes que viven en una ciudad cercana informaron que cayeron pequeñas cantidades de cenizas después de la erupción.

Los científicos advirtieron el 9 de mayo que una caída en el lago de lava en la cumbre podría crear las condiciones para una explosión que podría arrojar al aire cenizas y rocas del tamaño de refrigeradores, aunque, en su mayoría, liberaría vapor atrapado del agua subterránea.

Las comunidades a una milla o dos de distancia pueden verse inundadas por fragmentos de ceniza del tamaño de un guisante o espolvoreados con cenizas no tóxicas, dijeron.

De los volcanes más activos

Kilauea es uno de los volcanes más activos del mundo y ha estado en erupción continuamente desde 1983. Una erupción en 1924 mató a una persona y envió rocas, cenizas y polvo al aire durante 17 días.

Es uno de los cinco volcanes que conforman la Isla Grande de Hawai, y el único que actualmente está en erupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *