El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, indicó que ese organismo autónomo se suma al rechazo a la violencia de cualquier tipo en el marco del actual proceso comicial.

Al participar en la sesión de trabajo del Observatorio de Participación Política de las Mujeres en México, al que también asistió la presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine Otálora, y representes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dijo que en el INE se reprueban los asesinatos ocurridos recientemente.

“El INE y las instituciones que integramos el observatorio rechazamos la violencia política de todo tipo en el marco del actual proceso electoral. Reprobamos de manera absoluta los asesinatos de mujeres y hombres, precandidatos y candidatos a puestos de elección popular”, afirmó.

Córdova Vianello indicó que en el compromiso de la equidad y la lucha por la consolidación de una democracia incluyente son inadmisibles los casos de violencia que enturbien el desarrollo del proceso electoral, que se ha caracterizado por una vigorosa participación ciudadana.

“Sabemos, por información directa de las instancia de seguridad, con las que mantenemos coordinación permanente y ‘bien aceitada’, que los reprobables actos de violencia que se han experimentado de diciembre pasado a la fecha, en el marco del proceso electoral, no han tenido como principal objetivo obstaculizar la organización de las elecciones”, expuso.

La violencia en el proceso electoral

Explicó que, lamentablemente, este proceso electoral, como ningún otro en la historia del país, está circunscrito en un contexto de violencia que viene de atrás, y recordó que de diciembre de 2017, cuando arrancaron las precampañas, al día de hoy, se tiene registro de 19 asesinatos de personas que aspiraban a un cargo de elección popular.

Destacó que de esas muertes, 13 son hombres y seis son mujeres. De los 13 hombres, seis eran precandidatos y siete ya estaban en campaña registrados como candidatos; en tanto, de las mujeres, dos eran precandidatas y cuatro estaban haciendo campaña como candidatas.

“Las 19 personas pertenecían a diferentes partidos políticos y todas y todos, tanto precandidatas y precandidatos, como candidatas y candidatos, estaban compitiendo por un puesto de elección popular a nivel local”, dijo.

Añadió que en San Luis Potosí, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Chihuahua y Oaxaca “tenemos registro de un asesinato en cada una de esas entidades. Siete muertes ocurrieron en Guerrero, tres en el Estado de México y tres en Puebla”.

Todas esas muertes, de mujeres o de hombres, son absolutamente reprobables y lamentables, los asesinatos contra precandidatos y precandidatas, así como contra candidatas y candidatos deben ser considerados como una erosión de nuestra convivencia democrática, pues la democracia misma supone la negación de la violencia.

Reconoció que la violencia constituye una forma de inhibición de la participación ciudadana en los procesos democráticos, y en particular la violencia contra las mujeres es una forma de inhibir el empoderamiento político que espacios como éste pretenden empujar.

Finalmente, afirmó que las condiciones están dadas para que el próximo 1 de julio se tengan las elecciones más libres de nuestra historia, por lo que también exhorto a salir a votar, como una forma de rechazar la violencia contra cualquier persona.

“Hagamos de nuestro voto también una manera de refrendar la vocación democrática que hemos venido construyendo durante más de tres décadas, que hoy nos brinda la oportunidad de recrear una vez más en paz nuestras diferencias políticas y definir, en consecuencia, en libertad y en paz el futuro político de nuestra sociedad para los próximos años”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *