El escritor mexicano Pedro Ángel Palou, que acaba de ver reeditada en Estados Unidos una novela que escribió hace 27 años cuando estaba ilusionado con la revolución sandinista, afirma que nunca hubiera imaginado el “desencanto absoluto” que vendría.

Como quien se desangra, lanzada en México en 1991, fue publicada de nuevo por La Pereza Ediciones de Miami con un epílogo de su autor, quien hoy se muestra abiertamente crítico con el Gobierno de Daniel Ortega, quien dirigió el Gobierno revolucionario nicaragüense tras la caída del dictador Anastasio Somoza en 1979.

“Ha traicionado los principios de su revolución y termina masacrando a su pueblo”, lamenta Palou al hablar de la sangrienta represión de las protestas antigubernamentales iniciadas en Nicaragua en abril pasado.

El escritor, nacido en Puebla en 1966 y residente en Boston (EU), subraya que la “pequeña diferencia” entre los que protestan ahora contra la pareja presidencial formada por Ortega y Rosario Murillo y los guerrilleros que en los años 70 se levantaron contra Somoza es que los primeros “no están armados”

Y recuerda que, si bien la represión de los guerrilleros fue “brutal”, no hubo “un solo muerto” en la represión de las protestas estudiantiles organizadas contra el dictador Somoza debido a la presión de la “sociedad civil”.

La misma presión y una reacción internacional que no sea “tibia” son claves para hallar una salida a la crisis, que pasa por la celebración de elecciones adelantadas en Nicaragua, apunta.

Miembro de una familia de españoles exiliados en México por la Guerra Civil, Palou define su recién reeditada obra como “un canto desesperado sobre la traición de un amigo y la desilusión política”.

En sus páginas se desarrolla el monólogo de un soldado sandinista que ha sido apresado por la “contra” (contrarrevolución), y va a ser fusilado por alguien que fue su mejor amigo y precisamente quien lo empujó a unirse a las filas del sandinismo.

A detalle

Palou presentará la novela reeditada en la Feria del Libro de Costa Rica en agosto, después en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, y, en 2019, hará lo propio en la feria de Bogotá.

Cuando escribió esta obra, en mes y medio y como un “poseso”, según sus propias palabras, todavía no había conocido Nicaragua.

Sin embargo, el país se le había hecho “íntimo” no sólo por la fascinación que desde niño ejercía sobre él la revolución, sino porque en 1985 se hizo novio de una nicaragüense, su esposa, Indira, cuya familia se había exiliado en México para escapar de Somoza.

“Fascinado” por el español que se habla en Nicaragua, Palou se propuso, como un experimento, escribir Como quien se desangra en “nicaragüense”.

El nicaragüense Dago Sásiga, editor de La Pereza, ha hecho cambios en algunas acentuaciones “muy particulares”, tiempos de verbos y el uso de la segunda persona, detalla Palou.

El resto está tal cual se publicó en 1991 por la editorial estatal mexicana Tierra Adentro, que publica obras de escritores noveles y aún realiza una “labor importantísima”

Cuando escribió el que fue su segundo libro, Palou pensaba que el triunfo del sandinismo en 1979 era “la última esperanza de una revolución social”.

Hoy recuerda que su primer desengaño fue la “gran traición” conocida como la “piñata”, que alude al reparto de propiedades entre los líderes sandinistas antes de entregar el poder en 1990 a Violeta Chamorro, y después vino el comprobar que el Frente Sandinista de Liberación Nacional que regresó al poder en 2007 “no tenía nada que ver” con el que derrocó a Somoza.

“Nunca hubo intención de pacto social. Es bastante aparente que regresó a hacer negocios” y a “perpetuarse” en el poder, subraya.

En el epílogo de la reedición, algo que prefirió a un prólogo porque no “condiciona” a los lectores, el escritor subraya que nada lo puede “hacer más feliz” que esta “carta de amor íntima” vea la luz de nuevo.

El escritor

Aunque es autor de 33 libros, incluyendo las novelas Con la muerte en los puños (2003), ganadora del Premio Xavier Villaurrutia; El dinero del diablo (2008), y la trilogía Sacrificios históricos, sobre Zapata, Morelos y Cuauhtémoc, Palou considera que ha escrito un “solo libro”, aunque en múltiples volúmenes.

Se trata del “libro de la desilusión (religiosa, política, amorosa, vital)”, dice quien acaba de publicar una novela policial, Todos los miedos, sobre una periodista amenazada por el poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *