El representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, consideró que si la caravana de migrantes se fragmenta, aumentan los riesgos por parte de la delincuencia.

Durante su visita a la ciudad de Puebla, con motivo del paso de dicho contingente en el albergue de la Parroquia de la Asunción, comentó que el principal temor es que la Caravana se fragmentó y esto conlleva a un mayor riesgo.

“Cuando están juntos, esto les protege en cierta manera del crimen organizado, así como sabemos del riesgo de trata y extorsión”, destacó en entrevista.

Jan Jarab subrayó que desde la perspectiva de los derechos humanos, se busca proteger la seguridad de los migrantes, “esta población es muy vulnerable, se necesita la protección”.

El hecho es que desde que se fragmentó la caravana por la desesperación ante el retiro de la oferta de un transporte organizado hacia la Ciudad de México, ellos siguen su camino, pero de una manera peligrosa y esto da como resultado que no se tiene conocimiento de todos los grupos y dónde están.

“Población vulnerable”

Por su parte, Gustavo Rodríguez Zárate, coordinador diocesano de la Pastoral de Migrantes de la Arquidiócesis de Puebla, en entrevista por separado, dijo que a diferencia de otras veces, hoy no hay una coordinación por parte de quienes encabezan la caravana, por lo que brindan atención y ayuda humanitaria a todos.

“Un 75 por ciento son gente vulnerable, mujeres, niños y personas de la tercera edad, eso llama la atención”, anotó.

Rodríguez Zárate enfatizó que fue ayer cuando les avisaron que llegaban los migrantes, quienes empezaron a arribar desde la víspera y hasta la madrugada, así como se espera a más de ellos hoy.

Enfatizó que no hay un control de quiénes son y cuántos, las edades y el interés de trasladarse al norte del país.

“Les hemos mencionado que ahí hay personal de la Fiscalía General del Estado para que presenten denuncias respectivas, es decir, que los migrantes digan lo que pasa en la caravana, en donde la dependencia escuchó quejas en la madrugada de incidentes”, puntualizó.

Abogan por la organización

El coordinador diocesano de la Pastoral de Migrantes de la Arquidiócesis de Puebla consideró que lo mejor sería que la caravana se volviera a reunir y organizarse para continuar su trayectoria.

Detalló que en la Parroquia de la Asunción atendieron a 510 personas, en la de San Juan de los Lagos unos 440, y en Xonaca unos 410, en otro punto más, en San Felipe Hueyotlipan, unos 40.

Agregó que los migrantes que se encontraban en San Juan de los Lagos y San Felipe Hueyotlipan, ya salieron este día para la Ciudad de México, y destacó que se prevé que el grupo más grande que llegará con unos dos mil migrantes, es el de mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *