Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

incidencia.com.mx | August 1, 2014

Scroll to top

Top

No Comments

Conmemoran la gesta de Zaragoza, entre la fiesta y la queja

Conmemoran la gesta de Zaragoza, entre la fiesta y la queja

Con carros alegóricos se revivió la batalla que hace 150 años protagonizaron los mexicanos contra el Ejército francés el 5 de mayo de 1862, donde el parte de guerra al presidente Benito Juárez confirmaba que “las armas se han cubierto de gloria”.

Desde temprana hora, las familias poblanas y visitantes tomaron su lugar en una de las miles de sillas que, sin costo para los asistentes, se colocaron sobre el circuito donde pasaría el desfile, mismo que inició a las 11:00 horas.

El presidente Felipe Calderón presenció la marcha cívico-militar en la que participaron en total nueve mil 451 elementos, 67 banderas, 48 vehículos militares y aeronaves, 39 carros alegóricos, 66 caballos y tres canes.

Acompañadas por el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, las autoridades federales, estatales, así como los representantes de los tres poderes de gobierno e invitados especiales observaron el paso de cada uno de los contingentes a un costado de mausoleo del general Ignacio Zaragoza.

En la zona histórica de los Fuertes de Loreto y Guadalupe, con un clima de 26 grados, el primer contingente que abrió el desfile fue el Ejército Mexicano con banderas monumentales de México, mientras que los aviones tipo caza surcaban el cielo.

Poco a poco avanzaron los contingentes del Heroico Colegio Militar, las escuelas de Enfermería Militar, Médico Militar, Militar de Oficiales de Salud, Militar de Ingenieros, Militar de Transmisiones y Colegio del Aire, entre otras.

Seguido de los militares tocó el turno de los Batallones de Xochiapulco, Zacapoaxtla, y Tetela de Ocampo, indígenas que se sumaron a la lucha contra los franceses y que fueron pieza clave para el triunfo de las tropas mexicanas, por esa razón durante su paso ante el público fueron de los contingentes más ovacionados.

Tocó el paso del Contingente Histórico, representado por alumnos de nivel medio superior, que representó a los franceses, así como los soldados zuavos, vincennes y cazadores africanos.

Miles de asistentes no perdieron detalle alguno de este desfile que representó, apoyado por carros alegóricos, los emblemas de Puebla como la Catedral, las cúpulas de sus varios templos religiosos, la China Poblana, y su artesanía reconocida a nivel internacional como talavera.

Bandas de guerra de los centros escolares de la ciudad estuvieron presentes y acompañaron el paso de los carros que representaron la llegada de los franceses, españoles y galos durante la intervención de 1862, así como la batalla, el triunfo de los mexicanos y hasta la imprenta que entonces se uso para dar a conocer a la nación de este hecho histórico.

***

El parte que rindieron al final del desfile fueron dos mil 812 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con 48 vehículos, 66 banderas, seis caballos y tres canes.

 

Por parte de la Secretaría de Marina participaron 379 elementos, en tanto que por las escuelas participaron seis mil 200 alumnos, 60 charros, 34 carros alegóricos y 60 caballos.

Los espectadores se cubrieron son algunas de las 70 mil sombrillas que se obsequiaron con el logotipo del 150 Aniversario de la Batalla de Puebla, expresaron su orgullo de ser poblanos y de haber participado en uno de los desfiles más representativos.

***

No obstante, hubo quejas de los asistentes debido al operativo de seguridad que se montó en la zona de Los Fuertes. Las mentadas de madres y el enfado de los asistentes aumentó conforme se acercó la hora del arranque de la celebración.

“El desfile es un fiesta del pueblo, no es exclusiva del gobierno”, corearon los asistentes.

“No pueden romper con la tradición, deben respetar lo que a la gente le gusta”, dijeron

El Estado Mayor Presidencial “rompió” el protocolo ante la molesta in crescendo y permitió el acceso a los cientos de poblanos postrados en la zona. Sin embargo, el mal sabor de boca quedó en algunos poblanos.

 

Submit a Comment

PrintPrint