Como una más de las acciones institucionales que se ejecutan a favor de la seguridad vial y la prioridad peatonal, el Ayuntamiento de Puebla estrenó la modificación al esquema de movilidad urbana de la Avenida 16 de Septiembre, entre el Bulevar Valsequillo y el Circuito Juan Pablo II.

En el 2020, este polígono de característica comercial-escolar tuvo un histórico de hechos tránsito de tres atropellamientos mortales y más de 50 incidentes viales.

Por ello, la Presidenta Municipal, Claudia Rivera Vivanco, resaltó la pertinencia de reconfigurar los entornos de movilidad con mecanismos que coadyuven en la pacificación de la vía pública, donde se prioricen las vidas humanas antes que a los automotores.

Bajo esta visión, la intervención establece elementos para la generación de un entorno más seguro para el tránsito de las personas usuarias de la vía, tales como:

Ampliación de orejas (intersecciones)
Construcción de paso a nivel de banqueta
Construcción de rampas peatonales
Creación de áreas seguras de ascenso y descenso para zona escolar
Delimitación de carriles y extensión de camellones
Implementación de señalamiento vertical y horizontal

Esta delimitación de la superficie para la circulación vehicular permitió aumentar al 69 por ciento el área de resguardo peatonal en la zona, que antes era menor a los 480 metros cuadrados.

El área de tránsito para las modalidades no motorizadas alcanzó con esta intervención los 801 metros cuadrados, mientras que, para las unidades de transporte particular y público se estableció un perímetro circulación de mil 793 metros cuadrados.

Esta obra de reconfiguración geométrica, orientada a la seguridad vial, contó con una inversión de 597 mil 942 pesos y se realizó considerando los criterios establecidos en la Norma Técnica de Diseño e Imagen Urbana del Municipio de Puebla, así como en la Guía para Ciudades Más Seguras Mediante el Diseño (2015) del World Resources Institute.