La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reportó un incremento en los permisos para que las mujeres adquieran armas de fuego.

El promedio mensual de permisos otorgados aumentó un 49 por ciento, al pasar de 166 en 2018 a 248 en este año.

El año pasado, la Sedena sumó un total de 8 mil 711 permisos para la compra de armas, de los cuales 2 mil 3 fueron para mujeres y 6 mil 708 para varones, señala el periódico Reforma

Las denuncias por feminicidio en el país aumentaron en un 5 por ciento en el primer cuatrimestre de 2019 con respecto al mismo periodo del año pasado, al pasar de 280 carpetas de investigación a 294, de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

«No justifico que las mujeres se armen, pero sí lo comprendo, porque tanto como el Gobierno federal anterior como el actual no han hecho una parte central en la lucha contra la inseguridad en las mujeres», advirtió Maricruz Ocampo, encargada de Difusión y Vinculación del Centro Latinoamericano para la Paz, la Cooperación y el Desarrollo (Celapaz) en Querétaro.

Para Sandra Sierra, presidenta de la Fundación por la Promoción, el Desarrollo y el Empoderamiento de las Mujeres en Durango, el que se armen cada vez más mujeres es una respuesta a la impunidad y la violencia, incluso institucional.

«Parece que armarse es la única respuesta, la única posibilidad de defenderse ante estos embates que cada vez son más continuos, más violentos y menos castigados. Creo que no hemos estado peor que este momento, con esta cerrazón por parte del Gobierno federal de no entablar ningún tipo de enlace o trabajo conjunto con la sociedad civil», lamentó.