La Fiscalía General de la República (FGR) detuvo esta tarde en el municipio de Ixtapaluca, Estado de México, a Juan Sánchez Moreno, ex director de Mandamientos Judiciales de la Policía Judicial de Puebla, por presuntas torturas en agravio de Lydia Cacho.

Agentes de la Policía Federal Ministerial (PFM) le cumplimentaron la orden de aprehensión que libró María Elena Suárez Préstamo, titular del Primer Tribunal Unitario de Cancún, en el mismo expediente por el cual están prófugos el ex Gobernador poblano Mario Marín y el empresario Kamel Nacif.
 
En un comunicado, la FGR informó que el indiciado será internado en el Centro de Reinserción Social de Cancún y puesto a disposición de un juez federal, para que se determine en breve su situación jurídica.

«La orden de aprehensión deriva de la consignación hecha por el Ministerio Público Federal (MPF), especializado en la atención de delitos cometidos contra la libertad de expresión, quien presentó evidencia suficiente para determinar la probable responsabilidad de Juan «S» en la comisión del delito referido», dijo la Fiscalía.

La periodista Lydia Cacho habría sido víctima de las supuestas torturas el 16 de diciembre de 2005, día en que fue aprehendida en Cancún y trasladada por tierra hasta Puebla, en cumplimiento a una orden de aprehensión por los supuestos delitos de difamación y calumnia.

Aquella acusación tenía como origen una denuncia penal del empresario textilero Kamel Nacif, por la publicación del libro «Los demonios del Edén», en donde se le relaciona con fiestas con menores de edad.

El 29 de noviembre de 2007, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que no hubo una violación grave de garantías contra Cacho cuando fue aprehendida.

Sánchez Moreno es el primero de los acusados en ser detenidos por la reactivación de este asunto, pero continúan prófugos Marín, Nacif y Hugo Adolfo Karam Beltrán, ex jefe de la Policía Judicial de Puebla.