A cuatro meses de haber asumido la gubernatura, sigue sin concretarse la entrega de mil patrullas

Combatir la inseguridad y la pobreza así como erradicar la corrupción, fueron los principales compromisos que el gobernador Miguel Barbosa enarboló tanto en campaña como en su toma de protesta; sin embargo, a cuatro meses de haber asumido el cargo, el mandatario no ha dado cumplimiento a la mayoría de ellos, bajo el argumento de que la anterior administración –encabezada por Guillermo Pacheco Pulido- los dejó sin recursos.

Entre los compromisos más destacados fue la adquisición inmediata de mil patrullas y aumentar los elementos policíacos quienes a su vez serían capacitados”, comentario que fue replicado en espectaculares presumiendo el cumplimiento del mismo desde el primer día de su gobierno.

Sin embargo, con el pasar de las semanas, las patrullas no fueron entregadas y para justificar dicho compromiso, la administración estatal anunció que, ante la falta de recursos, lanzaría una licitación para la adquisición de los vehículos, no obstante, se declaró desierta pero reiteró que las mismas estarían listas para enero de 2020.

Aunado a ello, Barbosa Huerta anunció que su gobierno rentaría las unidades por 28 meses lo que supondría un gasto de mil 300 millones de pesos, mismas que serían entregadas por Lumo Financiera del Centro SA de CV.

No obstante, el 10 de diciembre solamente llegaron 43 patrullas de las mil que están prometidas; por lo que el gobernador aseguró que para el 13 de diciembre llegarían 200 unidades más y el 24 de diciembre se otorgarían 500, y para enero de 2020 estarían completas las mil unidades.

De acuerdo al gobierno estatal, estas patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública, cuentan con avances tecnológicos como: reconocimiento de placas, lectura de rostros, botón de pánico con transmisión en vivo; además de que los servicios están conectados al Centro de Control Cómputo y Comando (C5).

Los vehículos son tipo pick up doble cabina 4×2 modelo 2019 o superior. La empresa Lumo Financiera se dedica a rentar patrullas en otros estados como Veracruz y Tabasco, así como en el ayuntamiento de Metepec del Estado de México.

Sin noticias de los cuarteles y los Arcos de Seguridad

Aunado al tema de seguridad, Miguel Barbosa, también se comprometió a edificar por lo menos 30 cuarteles de seguridad en distintas regiones del estado con el objetivo de combatir a las bandas criminales y reducir los índices delincuenciales, los cuales contarán con patrullas y la presencia de policías estatales y municipales.

Mientras tanto, en el caso de los Arcos de Seguridad, el gobernador aseguró que éstos serán rehabilitados y dotados de tecnología para volverlos funcionales, pues actualmente no operan por falta de recurso.

Atracciones “fifís” itinerantes

Por otra parte, en el caso de la Estrella de Puebla, obra que ha sido duramente cuestionada por la Cuarta Transformación, el gobernador Barbosa aseguró que esta atracción que tuvo un costo de más de 400 millones de pesos, se volvería itinerante, tal y como en un principio estaba considerado el proyecto en la administración de Rafael Moreno Valle.

Este recorrido aún no ha sido definido ni a qué lugares llevarían la atracción, el gobernador Miguel Barbosa solamente se limitó a señalar que la Estrella de Puebla la llevarían a “comunidades pobres y lugares no fifís”.

Lugares para todos

En el rubro de educación, el gobernador Barbosa lamentó los pocos espacios que se otorgan en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) dejando a miles de jóvenes sin la posibilidad de acceder a una carrera y continuar con sus estudios. Por ello se comprometió con este sector a brindar más espacios para entrar a la universidad.

Este compromiso adquirido con los jóvenes, pretende cumplirlo integrando la licenciatura de Medicina en las universidades estatales, dado que es la carrera con más demanda en Puebla; sin embargo, no existe avances para incluirla en las instituciones superiores además de que se desconoce la fecha o el ciclo escolar que se implementará.