Denuncian otro caso de negligencia contra un recién nacido

Nuevamente, el Instituto Mexicano del Seguro Social de La Margarita está en la mira de las autoridades ante otro caso de negligencia en contra de una madre y su hijo, a quienes les provocaron severos daños a su salud y que no podrán resarcirlo.

Es el caso de Gloria Oropeza, quien narró a INCIDENCIA el difícil proceso que pasó para ser atendida y tener a su segundo bebé, Dante, quien en estos momentos se encuentra en un estado grave conectado a máquinas para mantenerlo vivo.

Todo empezó el pasado 31 de agosto, nos narró, cuando empezó a sentir las contracciones; y acudió al Hospital Betania para ser atendida, gracias a un convenio que formó el IMSS con dicho nosocomio para dar atención a las derechohabientes en gestación debido a la contingencia sanitaria.

Como parte de su protocolo, el Hospital le practicó una prueba rápida de Covid-19, misma que arrojó un falso positivo, por lo que decidieron enviarla al IMSS de La Margarita para recibir la atención necesaria; por lo que Gloria se trasladó por sus propios medios para tener a su hijo.

Pero su viacrucis apenas empezaba, ya que la atención en el IMSS comenzó mal desde el principio, no estaba la ginecóloga para atenderla; y a pesar del dolor que sentía solo le pidieron esperar un poco más.

Aún y cuando ya contaba con un historial clínico de haberle practicado una cesárea en su primer embarazo, los médicos consideraron que esta ocasión debía ser normal.

Mientras esperaban a la ginecóloga, la anestesióloga se hizo presente para valorar la colocación de un medicamento para aminorar el dolor; sin embargo Gloria no podía más y cuando le tocó el hombro para solicitar su apoyo inmediato, la reacción de la médico fue agresiva, pegándole y arrojándole la mano bruscamente lejos de ella advirtiendo que se iría de inmediato si no guardaba la distancia debido a que podía contagiarla.

“En ese momento yo pedí piedad, sentía que me quemaba por dentro y ya solo pedía que me pusieran la epidural para que sacaran a mi hijo”.

Sin más remedio, Gloria volvió a solicitar a los médicos presentes la atención inmediata para hacerle una cesárea, por lo que finalmente accedieron. Fue en ese momento que los médicos se dieron cuenta que su error fue grave.

Gloria no solo sufrió daños en su útero al reventársele, su hijo nació muerto. Inmediatamente los galenos comenzaron las maniobras para resucitar al menor, y conectarlo a un respirador artificial para mantenerlo con vida.

“Mi hijo está grave, presentó un cuadro de hipoxia neonata severa, es alimentado por una sonda, tiene daños neurológicos y ahora tienen que hacerle una traqueotomía”, señaló Gloria.

Exige justicia

A tres meses de este suceso, Gloria pide justicia, sabe que su hijo que no podrá desarrollarse normalmente debido a la mala praxis de los galenos del IMSS de La Margarita, Dante, sigue en Terapia Intensiva Pediátrica del Seguro Social.

Tras conocer el caso del menor Lázaro, quien fue declarado muerto al nacer y con solo 6 meses, fue enviado a la morgue y ahí se dieron que estaba vivo; Gloria no dudó en alzar la voz e iniciar un recorrido para exigir que se aplique la ley contra los médicos responsables.

Gloria confirmó que el titular de la Secretaría de Salud de Puebla, José Antonio Martínez García, ya se puso en contacto con ella; e iniciarán las indagaciones correspondientes para conocer el caso más de cerca.

Mientras tanto, Gloria tuvo que reincorporarse a su trabajo para mantener sus beneficios como derechohabiente y su hijo continúe recibiendo la atención médica en el IMSS, además de que se ha convertido en el pilar de la familia ya que su esposo no pudo tolerar la presión y en estos momentos se encuentra recibiendo la debida atención.

El testimonio

Gobierno del Estado procederá legalmente

Por su parte, el gobernador Miguel Barbosa Huerta anunció que se presentará una denuncia de hechos ante la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía General de la República por la falta de atención médica oportuna.

En su videoconferencia de prensa, el mandatario reprobó que las dos instituciones hayan aplicado una mala praxis, provocando que un menor de edad se encuentre en estado grave.

“Presentaremos una denuncia contra el Hospital Betania para que acredite la prueba que le hicieron donde sale positiva porque hay antecedentes de operaciones irregulares y malas prácticas en esa clínica privada”.

Así lo contamos