Contribuir a fortalecer las capacidades locales individuales y de organizaciones, hacia la construcción de paz y el desarrollo humano en medio de un conflicto, fue el punto medular del conversatorio El enfoque de acción y construcción de paz en clave de economía social, protagonizado por Olga Yabur Abreo, de la Universidad Cooperativa de Colombia.

Este diálogo entre la especialista colombiana y estudiantes de la Maestría en Gestión de Empresas de economía Social, fue presentado por Nadie Eslinda Castillo Romero, coordinadora del posgrado; y Mariana Reyes Gámez, coordinadora de Vinculación, Consultoría e Investigación en el Laboratorio de Innovación Económica y Social (LAINES) de la Ibero Puebla.

A lo largo del conversatorio, la psicóloga con experiencia en intervención en proyectos psicosociales en entornos de conflicto, aludió al problema con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y en el caso de México, al conflicto con el crimen organizado y cómo la formación profesional puede contribuir a solucionar dificultades y evitar daños colaterales.

«No basta tener buena voluntad»

En este sentido, Olga Yabur comentó que no basta tener buena voluntad por ayudar, se debe tener una mirada más amplia que conlleve al hecho de ayudar sin daño. Para ello, puso como ejemplo un caso de socialización de niños y niñas que vivieron la guerra en Colombia, ejercicio que requería un trabajo multidisciplinar.

“Una acción sin daño requiere sostenibilidad financiera social, capacidad de análisis, reflexión y ajuste entre la administración y lo técnico en un proyecto, desarrollo humano y construcción de paz. Para eso, debe haber una concertación y no decisiones unilaterales, ya que los beneficiarios de esa idea será la comunidad” señaló Yabur Abreo.

Igualmente, destacó que ninguna comunidad empieza de cero, tienen una base o conocimiento que permite hacer una mejor intervención. “No se trata solo de poner en práctica lo aprendido en el aula, sino de salir y conocer el entorno. Sólo así se pueden generar soluciones, hay que conectar con las necesidades de las comunidades”.

Tome nota

La especialista mencionó que uno de los errores comunes que se tienen es ese afán desmedido por ayudar, pues muchas veces se cree que estamos ayudando, pero no es así, “pensar que como «especialista» tenemos esa capacidad para resolver problemas, pero no es así. Una de las bases para la acción, sin daño, requiere de personal bien capacitado y bien engranado, es decir, saber trabajar en equipo”.

Finalmente, Olga Yabur invitó a los jóvenes estudiantes a que antes de iniciar el proceso de ayuda deben entender las esferas que conforman al ser humano, tales como puede ser personal, familiar, social-grupal, laboral, intelectual, espiritual.