El buque Titanic, que se hundió en el Atlántico Norte el 15 de abril de 1912, estaba mal construido y distaba de ser tan robusto como se creía, señalaron recientes investigaciones sobre metalurgia.

El Instituto de Física de Reino Unido (IOP) afirma que el hundimiento del trasatlántico se debió a “una cadena de circunstancias”, entre ellas defectos en su construcción y la mala calidad de los materiales.

Desde hace un siglo ha habido una serie de teorías del por qué la embarcación, calificada de insumergible, chocó contra un iceberg provocando el hundimiento en el que murieron mil 517 personas.

Además del mal clima y la falta de botes salvavidas, ahora surge la teoría de que el Titanic estaba mal construido.

El científico británico Richard Corfield examinó el trabajo que hicieron los expertos metalúrgicos Tim Foecke y Jennifer Hooper, quienes señalan que los remaches del barco no eran uniformes en su composición o calidad, ni tampoco estaban insertados de la misma manera.

Los remaches del centro del barco eran de mejor calidad que los de la proa y la popa, además fueron colocados manualmente y no con el sistema de prensa hidráulica utilizado para los remaches del centro, señalan los más recientes estudios.

Esto significa, en la práctica, que la región del casco del Titanic que golpeó el iceberg era más débil que el cuerpo principal del barco, señala Corfield.

Los experimentos en el laboratorio demostraron que esos remaches, sometidos a presión, pueden saltar, y abrir las planchas de acero de un casco, permitiendo la entrada masiva de agua en los compartimentos internos, tal y como sucedió con el Titanic.

Los investigadores Foecke y McCarty especulan que la baja calidad de los materiales utilizados fue una medida para ahorrar dinero en la construcción.

El crucero trasatlántico de 46 mil toneladas chocó contra un iceberg cerca de la medianoche del 14 de abril de 1912 y se hundió en menos de tres horas, a pesar de ser considerado “insumergible”.

El Titanic fue diseñado con las más avanzadas tecnologías de esa época y constaba de mamparos herméticos que dividían el casco en 17 secciones independientes, que se creía que lo mantendrían a flote.

Las condiciones climáticas a miles de millas náuticas también habrían contribuido al rápido hundimiento del Titanic la madrugada del 15 de abril.

Cuando el clima es más caliente, la corriente del Golfo se encuentra con los glaciares de la corriente Labrador en el Atlántico Norte, que forman una barrera de icebergs, un fenómeno que se acentuó en la primavera de 1912, cuando las temperaturas fueron más altas en el Caribe, explica el artículo del Instituto Británico de Física.

«Ninguna causa aislada envió el Titanic al fondo del Atlántico Norte, el barco fue atrapado por una tormenta perfecta de circunstancias que conspiraron hacia su fracaso», concluyó Corfield.

[youtube SU2BUgBEpiE]

[youtube XrN21_G8mBk]

[youtube XH1DKfOoeMI]

[youtube GcO7ijsKi84]

Emulan recorrido

Un crucero británico con mil 500 personas a bordo navega el Atlántico, en un recorrido idéntico al que realizó el Titanic hace 100 años, y por el cual los pasajeros gastaron miles de dólares.

Mil 309 pasajeros de 28 países, entre los cuales se encuentran descendientes de las víctimas, pagaron hasta 10 mil dólares para abordar el barco que promete una experiencia similar a la del famoso Titanic, con un menú amenizado por una banda que tocará melodías de época.

Durante el recorrido habrá una ceremonia el sábado 14 de abril en el lugar exacto donde la embarcación se hundió después de chocar contra un iceberg.

Philip Littlejohn, nieto de uno de los sobrevivientes del Titanic, quien trabajaba como camarero en Primera Clase, señaló que su abuelo “estaría orgulloso de saber que su historia va a ser compartida con otros pasajeros de este histórico crucero”.

Algunas personas abordaron el moderno crucero ataviados con ropa de época, vestidos largos, sombreros de ala ancha, guantes de encaje, y elegantes trajes negros, para recrear la moda principios del siglo pasado.

El Balmoral, de la línea Olsen Cruise, realiza un viaje de 12 días para recrear la travesía de Southhampton a Nueva York en la que perecieron mil 517 personas.

Mientras tanto, el puerto de Southampton, en el sur de Inglaterra, conmemoró los 100 años de la partida del Titanic y a los 549 residentes que perecieron durante la mayor tragedia marítima del siglo pasado.

Unas 650 descendientes de víctimas del lujoso barco participaron en una ceremonia para conmemorar la partida del Titanic.

Al mediodía (hora local) exactamente cuando el barco zarpó se guardó un minuto de silencio para recordar a las víctimas de la tragedia, además sonó un silbato de una grabación original de la embarcación al momento en que se levantaron las anclas el 10 de abril de 1912.

También se realizó un desfile en el centro de la ciudad, donde casi 600 niños portaron pancartas y fotografías de los residentes de Southampton que fallecieron durante el hundimiento el 15 de abril.

Además, este martes se inauguró el museo SeaCity, con una inversión de 23 millones de dólares, que alberga una exhibición permanente del Titanic.

La ciudad de Southampton fue la que más residentes perdió ya que muchos formaban parte de la tripulación del crucero que se hundió en el Atlántico camino a Nueva York.