Fueron años turbulentos, meses conflictivos; pero el estado recuperó este 2019 su normalidad política. Puebla tiene, por primera vez en su historia, un gobierno de izquierda. Sin embargo, los ciudadanos tienen sus reservas sobre la llamada «cuarta transformación».

Miguel Barbosa enarbola en el estado el estandarte del proyecto político de Andrés Manuel López Obrador.

La travesía comenzó en agosto y los ciudadanos tienen opiniones encontradas hacia el gobernante oriundo de Zinacatepec.

Es por ello que a más de un mes de rendir protesta como gobernador constitucional de Puebla, Incidencia aplicó un sondeo en los últimos días de agosto para conocer el sentir de la ciudadanía.

En el sondeo el 37% de los ciudadanos tiene una mala expectativa; no obstante, en redes sociales más del 50% tiene confianza en el gobierno y la toma de decisiones de Barbosa Huerta.

Apenas lleva poco más de un mes, nada está dicho, pero los miles de poblanos que le dieron su voto de confianza esperan el cambio que pregona la cuarta transformación, un reto que deberán asumir para dar los resultados que la ciudadanía demanda.