El Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH) pidió a México una exhaustiva investigación para aclarar la muerte de 44 presos y la fuga de 30 reclusos del penal de Apodaca.

“Los responsables, incluidas las autoridades penitenciarias correspondientes, deben ser llevados ante la justicia y todas las medidas necesarias adoptadas para prevenir que este tipo de ataques se repitan”, dijo la portavoz del organismo, Ravina Shamdasani.

La semana pasada un informe de ACNUDH criticó el estado de las cárceles en América Latina.

Shamdasani indicó que tras la declaración sobre la pérdida de vidas en los penales, existe alarma porque 44 detenidos en el estado de Nuevo León en México (norte) fueron asesinados el 19 de febrero por presuntos miembros del crimen organizado.

Al menos 30 de los detenidos, la mayoría acusados de delitos graves, escaparon, señaló.

ACNUDH pidió al gobierno mexicano “garantizar que se observen estándares mínimos en las condiciones de las cárceles federales y estatales, garantizando que la seguridad y la integridad de los detenidos sea respetada”.

«También hacemos un llamado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para seguir de cerca las condiciones de detención en todo México», concluyó Shamdasani.

[youtube MvgCgo6QkVw]

Se oponen familiares a traslado

Ante el posible traslado de reos del penal de Apodaca hacia otros de la entidad o de otras partes del país, familiares se manifestaron de nuevo a las afueras del reclusorio, donde el domingo fueron victimados 44 y escaparon 30.

Durante la madrugada del martes, allegados a los internos, en particular mujeres, se confrontaron con policías estatales, quienes vigilan el acceso y perímetros del Centro de Readaptación Social (Cereso) y exigieron la presencia de alguna autoridad penitenciaria para que les informe de la situación.

Lo anterior, luego de que desde antes de la medianoche los propios internos alertaron a sus familiares sobre eventuales traslados.

“Nos comentaron que a las 3:00 de la mañana los trasladarían al penal de Cadereyta, pero no queremos, porque ahí comenzaría otra guerra, los van a matar”, dijo una de las quejosas, quien tiene a su esposo en la prisión apodaquense.

“Los que son peligrosos ya se fueron, no queremos que los trasladen”, dijo en alusión a los 30 delincuentes que se fugaron previo al asesinato colectivo de otros 44 en las primeras horas del domingo pasado.

“Estamos angustiadas, queremos que nos den la cara las autoridades y que no se los lleven”, expresó otra mujer que pidió el anonimato ante medios de comunicación.

Sobre este asunto, el vocero de Seguridad estatal, Jorge Domene Zambrano negó el traslado de reos a otros penales, “es un simple rumor”.

[youtube POyzghvxAj0]

Mueren tres en penal del Topo Chico

Autoridades de Nuevo León informaron la detención de dos reos por el asesinato, esta madrugada, de dos hombres y una mujer, quienes apenas ayer habían ingresado al penal del Topo Chico por el delito de secuestro.

El vocero de Seguridad estatal, Jorge Domene Zambrano, identificó a las víctimas como Jorge Eduardo González Salas, de 18 años; Alan Josué González Rojas, de 24, y Dewin Vianey Rojas Martínez de 24.

Los tres, dijo, ingresaron a la penitenciaría bajo cargos de secuestro y privación ilegal de la libertad, pero en las primeras horas de hoy fueron victimados por dos internos que utilizaron objetos punzocortantes.

Precisó que los homicidas, convictos por delitos del fuero común, son Eduardo Sánchez Contreras de 21 años, procesado por robo con violencia, y Jesús Sandoval Gámez de 32, quien está preso por homicidio calificado.

En el caso de los occisos del sexo masculino, el funcionario estatal detalló que éstos se encontraban en el área de observación del penal del Topo Chico, mientras que la joven estaba en la zona de enfermería.

“Se descarta a priori que sea una situación –como la del domingo en el penal de Apodaca-, aparentemente es un ataque directo contra estas personas que estaban recién ingresadas y todavía no se encontraban en el área común de la reclusión”, mencionó.

Pese a este parte preliminar, dijo que se proseguirá la investigación de estos hechos en el penal del Topo Chico que provocaron una amplia movilización policíaca y subrayó que se acentuara la vigilancia interior y exterior, aunado al sobrevuelo de un helicóptero por ese sector del noroeste de Monterrey.