El ex presidente de México Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988), conocido por ser el primer mandatario en aplicar políticas neoliberales, falleció este domingo en la capital mexicana a los 77 años como consecuencia de un enfisema pulmonar, informó uno de sus hijos a la prensa.

«Su enfermedad era respiratoria, pero también tenía insuficiencia renal», dijo el hijo del ex mandatario, Enrique, a la prensa en la residencia del ex mandatario ubicada en el barrio de Coyoacán, al sur de la Ciudad México donde fue velado el cuerpo del ex mandatario.

De la Madrid «enfrentó duras adversidades durante su mandato, en el período 1982-1988, fue un mexicano con un profundo compromiso con el país, que demostró en el desempeño de diversos cargos en la Administración Pública», indicó la presidencia en un comunicado.

Miguel de la Madrid, a quien le tocó enfrentar una severa crisis económica y el terremoto de 1985 que dejó 6 mil muertos, fue blanco de polémicas, como su reacción en el terremoto del 19 de septiembre de 1985.

Esos días rechazó en un inicio ayuda internacional y la participación de las fuerzas armadas en las labores de búsqueda y rescate.

[youtube RQi4qxhddbQ]

El último episodio notorio que protagonizó fue en mayo de 2009 cuando en una entrevista con una periodista mexicana acusó a su sucesor, Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), de fomentar en su sexenio la corrupción y de robar fondos públicos, y aseguró que su hermano Raúl tuvo contacto con narcotraficantes.

Inmediatamente su oficina difundió una carta en la que se desdecía. «Me encuentro convaleciendo de un estado de salud que no me permite procesar adecuadamente diálogos», decía la misiva.

Salinas de Gortari asistió al velorio de su predecesor y dijo: «la presidencia de Miguel de la Madrid fue muy difícil, pero lo que México ha cambiado para bien en los últimos 25 años se inició con él, se inició un ciclo de modernización», dijo Salinas de Gortari a la prensa.

[youtube qdhevkh_1Qo]

Tras dejar la presidencia, De la Madrid fue nombrado titular del Fondo de Cultura Económica, donde estuvo 10 años. El sector intelectual de México le reconoce aún su labor en la editorial al abrir filiales en Estados Unidos, España y casi toda América Latina catapultando a escritores de habla hispana.