Noam Chomsky, filósofo, lingüista y politólogo, advirtió sobre las grandes crisis que la humanidad enfrentará en un futuro; además, puso el dedo en la llaga, al cuestionar la conducta del hombre, lo que ha llevado a enfrentar diversas crisis y desequilibrios, los cuales “son más severos”.

Durante la clausura de la décima edición del festival La Ciudad de las Ideas realizada del 17 al 19 de noviembre en Puebla, quien es considerado uno de los hombres más influyentes en el mundo, dijo que la presente generación tiene ya que responder a preguntas que nunca habían surgido en la historia de la humanidad.

A consulta expresa del moderador Andrés Roemer, también curador del festival, sobre estas crisis, Chomsky respondió en primera instancia sobre el cambio climático, dijo que esta es una crisis que ya vivimos y de la cual advirtió es una amenaza seria, tanto que en prospectiva se advierte que el nivel de los mares se elevará, al igual que la temperatura con grandes consecuencias principalmente para las poblaciones pobres, pero también con repercusiones en la agricultura; habrá daños por inundaciones y sequías, por mencionar solo algunos casos.

En la tertulia donde participó con el físico Lawrence Krauss, subrayó que la mayoría de los países no están realizando sus promesas a favor del medio ambiente, por el contrario, se está avanzando a un futuro donde los daños son inminentes con elevación de la temperatura, liberación de grandes cantidades de carbono que están llevando a la humanidad en el vértice de catástrofes.

Al referirse a otra crisis que advirtió sobre una pandemia incontrolable refiriéndose a fenómenos migratorios y desplazamiento de miles de personas en busca del aseguramiento de su bienestar.

“Decenas de millones tendrán que huir, y esto es responsabilidad de las sociedades ricas y desarrolladas que son las que crearon este problema que está generando un efecto devastador contra las clases pobres”, insistió.

Al respecto, señaló que los sistemas de mercado actuales no prestan atención en los efectos a terceros, indiferencia que podría parecer problema menor pero que se multiplica y sus consecuencias pueden ser devastadoras. En realidad, comentó, no es un mercado, se trata de poder concentrado.

Para cerrar la conversación, Andrés Roemer y Lawrence Krauss involucraron a Noam Chomsky en un ejercicio de asociación de palabras en la que ellos mencionaban un tópico y el lingüista expresaba lo primero que viniera a su mente.

Jugaron con palabras como física, Adam Smith, lingüística y otras. Cuando mencionaron la palabra México expresó: Demasiado lejos de Dios y demasiado cerca de Estados Unidos.

Cuando le preguntaron por Donald Trump, Chomsky dijo que Trump es un hombre engañador, hábil, de quien no se puede tomar en serio sus expresiones porque éstas solo tienen dos propósitos, enaltecer su imagen y mantener cautivos su número de seguidores.

“Lo realmente importante es que mientras Trump agra la atención hacia su persona, el Partido Republicano está desmantelando los beneficios federales en apoyo a la población; ese partido es a mi parecer la organización más peligrosa en la historia de la humanidad”, concluyó.

Durante la ceremonia de clausura se informó que la Ciudad de las Ideas tendrá lugar nuevamente en el mes de noviembre en la Ciudad de Puebla.

Deja un comentario