“Íbamos en el pinche camión, éste perdió el control, comenzó a viborear y se salió de la carretera”, recuerda Alfonso Sánchez Ramírez, quien viajó la noche del miércoles a bordo de la ruta Bicentenario. Él no recuerda los minutos exactos del accidente, “fue tan rápido”, se percató de la magnitud cuando se vio fuera de la unidad. No sabe su salió por la ventana o por el parabrisas.

Por el momento, Alfonso está en espera de una cirugía más, presenta fractura de pelvis, pero se dice afortunado de sobrevivir al percance que se registró el pasado miércoles 2 de octubre en el periférico a la altura de Cuautlancingo cuando iba a bordo de un Bicentenario A, se dirigía rumbo a su casa.

Después del susto, ahora viene la recuperación; es dolorosa, pero está seguro de salir adelante y hacer todo lo que le indique su médico; “sé que mi familia estará a mi lado, tengo el resoplado y el motivo para superar el trago margo”, así lo señala al mostrar una gran sonrisa en medio de su dolor, pero aliviado por contar esta anécdota a sus hijos y sus nietos

b5En tanto, Alfonso Israel Ávila Martínez, otro de los pacientes internados en el Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS, aún continúa grave. Llegó con una varilla incrustada en su abdomen, la cual le fue retirada en la madrugada del jueves a través de una cirugía compleja, los galenos señalan que está fuera de peligro; sin embargo, continúa en observación.

La tercera lesionada, una mujer de no más de 40 años, presentó una fractura de tobillo, pero ya fue intervenida quirúrgicamente y se encuentra en recuperación,

Estos son los casos de tres lesionados internados en el Hospital de Traumatología y Ortopedia del Instituto Mexicano del Seguro Social, quienes se recuperar tras la tragedia vial sobre el Periférico Ecológico.

Los sobrevivientes del accidente, donde dejó como saldo un muerto, cuentan como el chofer de nombre Martín Téllez –nombre que saben ahora por los medios de comunicación- iba a exceso de velocidad; además, de ir platicando con una persona que abordó la unidad antes del accidente. Sin embargo, la gota que derramó el vaso y ocasionó que la unidad de la ruta Bicentenario se fuera sobre lo cuneta de más de 7 metros, fue que recibió la llamada de una persona, dicha situación lo desconcentró sin poder maniobrar correctamente la unidad, dando como resultado el fatal percance.

Tras el incidente, el Hospital de Traumatología y Ortopedia recibió el llamado del 066 informándoles el traslado de las víctimas por el accidente, en total fueron 42 lesionados. En la mañana del jueves dieron de alta a 36 pacientes, y durante el transcurso del día otros 3 salieron por su propio pie.

Otro caso de lesionados es el de una mujer que se encuentra internada en el Hospital General del Norte, presenta traumatismo craneoencefálico y continúa en observación y tratamiento para lograr una mejoría.

 

Lorena Cea 

Fotos: Twitter