Siete de cada 10 mujeres han reportado sentirse inseguras en el transporte público, debido a que han vivido acoso o violencia sexual durante su trayecto, comentó la titular del Instituto Poblano de las Mujeres, Mónica Silva Ruiz, al destacar que tras la declaratoria de la Alerta por Violencia de Género, los obliga a trazar nuevas estrategias para erradicar estos actos con el fin de brindar seguridad a las féminas.

Durante la puesta en marcha de las unidades de RUTA para el uso exclusivo de mujeres, menores de edad de 12 años y personas con discapacidad, Silva Ruiz agregó que este programa incluye una campaña con frases para concientizar a hombres y mujeres sobre las acciones violentas de género.

Las frases

“El espacio reducido durante horas pico no es excusa para invadir el espacio personal de las usuarias del transporte público. En Puebla el acoso se denuncia”, “La violencia sexual hacia mujeres y niñas no se justifica ni por la ropa ni por el horario. Si identificas una situación de acoso, alza la voz y denuncia”.

“Los piropos, miradas lascivas y tocamientos no son provocados por la ropa que usan las mujeres. ¡En Puebla cero tolerancia al acoso!”, entre otras se puede leer en las unidades.

Estas frases estarán a la vista de todos, con el fin de identificar y persuadir a los ciudadanos de que no existen excusas para violentar a las mujeres con frases, acoso, o invasión del espacio personal de las usuarias.

Si bien la funcionaria reconoció que esta medida es emergente y de carácter temporal, el uso de estas unidades es de libre elección ya que se tratan de espacios públicos que permiten a los usuarios trasladarse de un punto a otro en el que esté libre de violencia o discriminación, evitando tocamientos, miradas lascivas y cualquier tipo de acoso y violencia sexual.

Tome nota

Esta no es la primera vez que se lanza una estrategia de este tipo en donde las mujeres cuenten con un servicio de transporte exclusivo para ellas, en la administración del entonces gobernador Mario Marín Torres, se puso en marcha el programa Taxis Pink, en donde las unidades eran conducidas por mujeres y para mujeres; sin embargo, la respuesta no fue favorable, debido a que en 2009 se suspendió por las constantes amenazas hechas por parte de los hombres taxistas hacia sus compañeras de gremio.

Otra propuesta que tampoco prosperó fue en la administración del presidente municipal, Luis Banck Serrato, quien planteó el servicio de taxis nocturnos teniendo como conductoras a mujeres, pero tampoco pudo ver la luz para ofrecer este servicio exclusivo.