Llaman a proteger el arte popular mexicano ante plagios de diseñadores

Empresas internacionales como Zara, Nestlé y Nike plagian diseños de artesanos, bajo el argumento de inspiración en el arte mexicano

El senador Antonio García Conejo hizo un llamado al Ejecutivo Federal para que, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, realicen las gestiones pertinentes en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y ante las autoridades francesas, a fin de que se garantice la protección y defensa de las obras de arte popular y artesanal, incluyendo el diseño gráfico o textil.

Asimismo, urgió que se lleven a cabo las acciones necesarias para evitar el uso, aprovechamiento, comercialización, industrialización o apropiación, sin consentimiento, de las obras de arte popular y artesanal, primigenias, individuales, colectivas y derivadas de las culturas populares o de las expresiones de las culturas tradicionales de la composición pluricultural que conforman al Estado mexicano, en las que se manifiestan elementos de la cultura e identidad de los pueblos y comunidades indígenas.

Mediante un punto de acuerdo, el legislador del PRD comentó que la riqueza y diversidad de creaciones artísticas y expresiones culturales de los pueblos indígenas de México son motivo de admiración y reconocimiento; sin embargo, la sustracción y apropiación indebida de su patrimonio cultural es una situación que cada año va en aumento.

Indicó que la mayor parte de las creaciones, diseños gráficos y textiles son copiados y comercializados ilegalmente por diseñadores, empresas nacionales e internacionales, personas y organizaciones sin el consentimiento previo y autorizaciones de sus autores o comunidades creadoras.

Se apoderan de las creaciones y se benefician de ellas sin importar los derechos de nuestros pueblos y comunidades indígenas, expresó.

García Conejo mencionó que de acuerdo con la Asociación Civil Proyecto Impacto Consultores, algunas de las marcas nacionales y extranjeras que han utilizado diseños de pueblos originarios bajo el argumento de inspiración en el arte mexicano, son Zara, That’s lt, Forever 21 y Batik Amarillis, Star Mela y Marks and Spencer.

De igual manera, agregó, otras marcas que han realizado plagio con diseños mexicanos son: Nestlé, Pineda Covalin, Nike, Rapsodia y Mango.

Tome nota

Denunció que el arte popular mexicano es sujeto de plagios sistemáticos, lo que vulnera los derechos colectivos e individuales de dichas poblaciones y se atenta contra el patrimonio cultural del Estado mexicano y de sus comunidades indígenas.

El senador recordó que en días recientes se hizo público el plagio del arte de popular de la comunidad indígena Purepécha, a través de la copia que se hizo de los diseños gráficos de los gabanes de lana originarios del municipio de Charapan, Michoacán, por parte de la diseñadora francesa Isabel Marant, mediante prendas que se venden hasta en 14 mil pesos.

Dijo que el Congreso de la Unión debe contribuir y fortalecer la legislación en la materia. Es una obligación diseñar e instrumentar las políticas públicas para hacer efectiva la protección, salvaguarda, preservación integral, desarrollo y promoción de nuestras comunidades indígenas; así como a todas aquellas expresiones culturales tradicionales y obras protegidas por la Ley Federal de Derecho de Autor, puntualizó.

El punto de acuerdo fue enviado a la Comisión de Cultura, para su análisis y dictamen correspondiente.