México, el país que no protege a la mujer

Las malas prácticas, negligencias e indolencias, son factores que han provocado un incremento de la violencia de género en México, colocándolo en la posición 60 de 80 en el ranking de los mejores países para ser mujer de acuerdo al reporte que de US News & World Report en 2019, donde los derechos humanos, igualdad de género, igualdad de ingresos, progreso y seguridad no han tenido un avance significativo para estar a la altura de otros países que lo han superado en estos ámbitos como Israel que se ubica en el número 43 o Arabia Saudita que está en la posición 41.

Mientras tanto, en los ámbitos de seguridad, violencia de género, desigualdad económica así como el acceso a la salud, las mujeres mexicanas son las peores tratadas; lo mismo ocurre con la inclusión económica, social y política, procuración de justicia y seguridad colocando a México en la posición 103 de 167, incluso por debajo de Venezuela y Nicaragua de acuerdo al Índice de Mujeres, Paz y Seguridad 2019-2020 realizada por el Instituto Georgetown.

Datos alarmantes en acoso y abuso sexual

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), destaca que en México, el 63 por ciento de las mujeres mayores de 15 años han sido víctimas de violencia. Mientras que la ONU Mujeres, señaló en 2016 que por cada nueve delitos sexuales cometidos contra mujeres, hay uno contra hombres en México.

En tanto, la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana de 2019, señala que las mujeres son más vulnerables a los delitos sexuales en México que los hombres, e incluso destaca que en el segundo trimestre de 2019, más de 6 millones de mujeres fueron víctimas de acoso sexual, hostigamiento sexual, abuso sexual, intento de violación y violación.

Los datos del INEGI también arrojan datos reveladores, en el segundo semestre de 2019 el 19.4 por ciento de las mujeres mayores de 18 años, fue víctima de acoso personal y/o violencia sexual, donde las diferencias de género es amplia, en donde los casos contra las mujeres alcanzó el 27.2 por ciento, mientras que el de hombres fue de 10.1 por ciento.

Esta cifra incluso alcanza niveles más alarmantes, de acuerdo a Gabriela Jiménez Godoy, presidenta de la Fundación Dime y Juntos lo Hacemos,  en México, al día,  son asesinadas  10 mujeres y el 89.5 por ciento de la población femenina ha sufrido algún tipo de violencia sexual.

A la alza, el feminicidio en México

La violencia contra la mujer es imparable y más cuando se  trata de ataques físicos, tan solo en 217 se registraron 760 feminicidios, y en 2018 se reconocieron 898 casos, de acuerdo a los datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

De acuerdo a la información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2019 se reportaron dos mil 825 asesinatos en todo el país, de los cuales, solo mil 6 fueron tipificados como feminicidios por las autoridades.

Pese a los registros por parte de instancias oficiales y algunos sostienen que las cifras son más altas, el fiscal general de México, Alejandro Gertz, destacó  que los feminicidios aumentó hasta un 137 por ciento en los últimos cinco años.

La impunidad

Al ser el feminicidio la forma más extrema de violencia contra las mujeres, se añade un factor que lo hace más grave: la impunidad.

A través de un reporte emitido por México Evalúa, señala que en el país hay alrededor de un 99 por ciento de impunidad en los casos de violencia contra las mujeres, en donde los delitos sexuales contra las mujeres mayores de 18 años, llegan muy rara vez a la justicia, y en el segundo semestre de 2019, el 99.7 por ciento de los casos de violencia sexual contra mujeres mayores de edad no fueron denunciados
Incluso, la misma Comisión Nacional de Derechos Humanos estableció en un informe sobre feminicidios y justicia, que “existe un patrón de impunidad sistémica, reflejo de la falta de acceso a la justicia para las mujeres”, y destaca que “el papel del Estado y sus omisiones…deriva en impunidad de frente a la manifestación más extrema de violencia contra las mujeres”.

Brecha de desigualdad

Si a la  violencia contra la mujer se le agrega la brecha y la desigualdad, el panorama no  es nada alentador para las  mujeres.

Si bien, el 51 por ciento de la población en México está conformado por mujeres, este sector tiene un menor acceso a la educación y el trabajo y que la información que maneja la Encuesta Nacional sobre Discriminación publicada en octubre de 2019, destaca que existe una falta de opciones donde se restringen las oportunidades de desarrollo para las féminas.

¿Y en Puebla?

En la entidad poblana solo 50 municipios, de los 217 que lo conforman, han emitido una Alerta de Género de Violencia contra la Mujer (AGVM), de acuerdo a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim).

Tan solo en el primer semestre del 2019, el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría de la Universidad Iberoamericana Puebla, documentó 45 asesinatos de mujeres que podrían considerarse como un feminicidio, lo que representa una muerte cada 4 días.

Los principales focos rojos donde se registraron fueron en la Angelópolis y Tehuacán/Sierra Negra.

Otro seguimiento de estos casos también se dieron por parte del Observatorio de Violencia Social y de Género en la  ciudad de Puebla, donde reportaron que 6 casos se registraron en la Sierra Norte, 5 en el Valle de Atlixco y Matamoros, 4 en Serdán-Valles Centrales, dos en la Sierra Nororiental y 1 en la Mixteca.

Del total de los casos y de acuerdo al análisis realizado por este departamento universitario, la mayoría de las víctimas tenía 31 años, 6 eran menores de edad, una mujer estaba embarazada y dos eran personas de la tercera edad.

Ante los casos registrados, la entidad poblana ocupaba, según la información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) hasta Octubre de 2019, junto con la Ciudad de México, el cuarto lugar a nivel nacional por concentrar  la mayor cantidad de casos la cual asciende a 50, mientras que Veracruz alcanzó la cifra de 147, el estado de México 95 y Nuevo León  58.