Diez días bastaron para que la bomba explotara en el Hospital de Especialidades San José del IMSS por la falta de insumos y equipo especial para atender a los pacientes contagiados por el virus SARS-CoV-2, causante de Covid-19. Personal médico, enfermeras y camilleros, denunciaron que sus jefes inmediatos, así como el director de dicha institución, hacen caso omiso a sus demandas.

La incertidumbre y el miedo provocaron que el personal realizara un paro de labores hasta contar con el equipo adecuado y acuerdos tangibles que les garanticen seguridad en la labor que realizan diariamente.

Asimismo, denunciaron que los directivos los han obligado a mentir en el expediente de los occisos a causa del coronavirus, con el fin de reportar un menor número de decesos de los que realmente se están registrando en el Hospital de San José.

El pasado 3 de abril del presente año, personal del Hospital de San José entregó a INCIDENCIA videos donde evidenciaban la falta de protocolos para el manejo de cadáveres contagiados por el coronavirus; así como el poco equipo para evitar la propagación de la pandemia.

Dicho material, difundido en redes sociales, fue la punta del iceberg de la crisis que se estaba viviendo en las clínicas del IMSS, no solo de Puebla, sino también de otros estados donde el personal se ha visto rebasado y abandonado por los directivos de la institución, para atender a las personas infectadas por el coronavirus.

Agreden a la prensa

Durante la protesta, un equipo de reporteros fue agredido y encerrado por personal de seguridad de la institución, para evitar que evidenciaran la situación y la crisis que se vive todos los días.

Levanta la voz

Varios médicos y enfermeras dieron cuenta de su inconformidad a través de redes sociales, quienes transmitieron en vivo las exigencias y los casos de contagios del personal que ha atendido a los pacientes, así como la nula respuesta del IMSS para darles atención a los trabajadores que ya presentan los síntomas del coronavirus.

Otros más acusaron que para protegerse, tuvieron que comprar con sus propios recursos algunos insumos como cubrebocas, guantes, gel antibacterial, por lo que reprocharon que la institución tampoco les haya entregado las caretas que donaron los alumnos de la Ibero Puebla para su protección.

Sin respuesta

Hasta el momento, los trabajadores seguían sin tener respuesta por parte de los directivos y amagaron con continuar en paro hasta lograr que sus demandas fueran atendidas.