Preocupa a Krauze un México dividido por polarización política

Ante la polarización política prevaleciente, de frente a la próxima elección de Presidente de la República, preocupa que tras el 1 de julio entrante se genere un México dividido, incluso entre familias, dijo aquí el historiador mexicano, Enrique Krauze.

Al dictar la conferencia “La encrucijada del rumbo electoral”, convocada por la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra), el escritor y politólogo subrayó la importancia de analizar propuestas políticas y a partir de ahí elegir al próximo Jefe de la Nación, el cual debe llamar a la reconciliación.

“Lo que me preocupa, centralmente, fíjense lo que son las cosas, no es la economía de México, lo que me preocupa es que México se divida en dos, que la familia mexicana se divida en dos”, expuso ante afiliados al organismo empresarial.

Dentro de esta divergencia política, añadió, inquieta también “que los hijos se vuelvan también irreconciliables, unos con otros”.

Ello, agregó, “porque el poder absoluto que predica desde ese lugar, la división entre los mexicanos buenos y los no buenos, logra que los países entre en un estado de tensión y polarización, que ya estamos viviendo”.

“Yo no quiero para México el poder absoluto concentrado en una persona, yo quiero un Presidente que convoque a la reconciliación entre los mexicanos, que no diga que hay mexicanos de primera y de segunda, que no enfrente a los mexicanos, que abomine y repruebe las expresiones de odio”, dijo.

“No es mucho pedir, que ejerza el poder con moderación, que respete a los otros poderes, las leyes, la Constitución, las instituciones, las libertades, y que no predique el odio, no es mucho pedir, ese es el mensaje que yo dejo aquí amigos”, dijo al concluir su intervención.

Condena intolerancia en redes sociales

En este contexto, durante su disertación en el Centro Internacional de Negocios (Cintermex), deploró la intolerancia e insultos prevalecientes en redes sociales, lo cual denigra, por lo que siempre será preferible el debate de ideas civilizado y con fundamentos.

Previamente, Krauze dijo que aún y con fallas de los regímenes presidenciales, en México, por décadas ha habido desarrollo económico, político y social, pero la corrupción, inseguridad e impunidad cobran factura en tiempo de elecciones.

En su opinión, al margen del triunfador, lo ideal sería hacer un voto diferenciado, para evitar el “carro completo”, porque no conduce a buen puerto al país y al final “descarrila y lleva al precipicio”.

El ingeniero industrial y doctor en Historia señaló que tras el 1 de julio los “millennials” o jóvenes del país madurarán, aunque desconoce si votarán, aunque lo ideal es su participación con sensatez y madurez, para asumir la responsabilidad de por quién votaron, por el bien de México.

“No tengo idea de lo que van a hacer, lo que sí sé es que el 2 de julio van a empezar a madurar, voten o no voten, porque este país a partir del 2 de julio va a cambiar y vamos a someternos a una gran prueba”, dijo.

La interrogante para el politólogo es “¿sobrevivirá a mediano plazo, a largo plazo, la democracia mexicana?, hay muchas incógnitas en el ambiente”.

Deja un comentario