Esta señal permitirá llevar a cabo los protocolos de evacuación antes de que ocurra un sismo, con un periodo de anticipación de 20 hasta 90 segundos

El Ayuntamiento de Puebla, a través de la Secretaría de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos, llevó a cabo la instalación de aparatos receptores, los cuales forman parte del Sistema de Monitoreo y Alerta Temprana “Centinela”, en los dos principales puntos estratégicos de transporte de la ciudad de Puebla, la Central de Autobuses de Puebla (CAPU) y Paseo Destino, registrando una población potencialmente alertada de 33 mil 800 personas de manera diaria.

A través de los radiorreceptores en estos dos puntos se podrá prevenir a la ciudadanía con el Sistema de Alertamiento Sísmico, el cual es una herramienta tecnológica para mitigar la vulnerabilidad de las y los poblanos ante el riesgo de un sismo.

En el momento que se registra un sismo, los sensores calculan los parámetros utilizados para el pronóstico, por lo que la alerta se activará únicamente ante un movimiento telúrico de magnitud fuerte que implique un riesgo para la población e infraestructura, iniciando la alerta de manera automática.

En ese sentido, la señal de advertencia de alerta, permitirá llevar a cabo los protocolos de evacuación de las instalaciones o repliegue antes del arribo del sismo, contando con un periodo de anticipación de 20 hasta 90 segundos, dependiendo la distancia del epicentro.

Como antecedente, el Sistema de Monitoreo y Alerta Temprana “Centinela” del municipio de Puebla ya cuenta con receptores de señal en distintos inmuebles públicos, radiodifusoras y televisoras locales, así como escuelas, hospitales, organismos públicos no gubernamentales y oficinas federales.