Tras rendir protesta como gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta ordenó el retiro de la imagen del gobierno morenovallista de las obras emblemáticas de este período.

Los logotipos desaparecieron de obras, puentes, y hasta del transporte público; el cual, fue duramente criticado por la mayoría de los poblanos, de acuerdo a un sondeo electrónico hecho por INCIDENCIA, del 18 al 20 de septiembre del presente año.

Ahí, el 56 por ciento de los poblanos consideró estas decisiones como una revancha política; en tanto, el 20 por ciento señaló que se trató de decisiones para borrar el legado de otros gobiernos.

Aunado a lo anterior, el 76 por ciento dijo estar en desacuerdo con el retiro de la imagen del gobierno de Moreno Valle en obras públicas; en tanto, el 40 por ciento de los poblanos aseguró que le importa mucho que se mantengan dichas imágenes, como parte de los legados de las administraciones anteriores.

Finalmente, 6 de cada 10 poblanos señalaron que el gobernador debe darle continuidad a programas de pasadas administraciones, que consideraron de gran beneficio a los sectores de la sociedad poblana.

A detalle