El siguiente paso de eficiencia #MeToo es lograr que las denuncias no sólo se queden en este plano o en desfogues, sino que se legitime la defensa y reparación del daño causado por la violencia de género a la que se enfrentan muchas mujeres.

La exsenadora Angélica de la Peña Gómez afirmó lo anterior en el marco del primer Foro #MeTooMx que tuvo lugar en la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

Tras participar en la primera mesa, la exlegisladora consideró que el fenómeno #MeToo hay que verlo desde un punto de vista positivo, ya que es el resultado de una situación que ya era muy difícil de sostener y que es la normalización de la violencia de género.

Reconoció que existe la preocupación, legítima o no, de que muchas de esas denuncias no sean verídicas, sean infundidas o producto de una relación tóxica entre un hombre y una mujer.

Aseveró que este tipo de situaciones se tienen que dirimir, por ello es indispensable dar el siguiente paso para garantizar la eficiencia de #MeToo y lograr un mecanismo eficiente, lo que implica una institucionalización.

“Es decir, que las autoridades encargadas de verificar este tipo de hechos que se han evidenciado, realmente se pongan a trabajar” para la reparación del daño: “Ahí no hay vuelta de hoja”, precisó.

A detalle

De la Peña Gómez consideró que la razón de la aspereza que se vive como resultado del surgimiento de #MeToo es que hizo pública la violencia de género, algo que no es para nada algo normal y por lo mismo ha generado incomodidad.

Hay un reconocimiento generalizado de que esto existe y tanto en el trabajo como en las escuelas, cafés y la familia, hoy se habla de este fenómeno “y muchos estamos impactados de los casos” que hasta hace algún tiempo pasaban desapercibidos.

La exsenadora explicó que a manera de ejercicio, ella se ha dedicado a hacer un croquis de muchos de estos casos y ha comenzado a identificar una serie de patrones o modus operandi, “ahora el paso es que las autoridades hagan este ejercicio de manera seria”.

Aseguró que esto que se está ventilando a través de las redes sociales es muy importante, porque las mujeres de todas las edades están diciendo “ya basta con el acoso, queremos relaciones equivalentes de respeto a las mujeres, estemos como estemos y en donde estemos”.

Manifestó su confianza en que la crisis que se está generando y que está zarandeando a muchas conciencias por #MeToo, va a dar como resultado la concreción de una respuesta madura para enfrentar y revertir una forma de violencia que no debe existir ni ser tolerada.

Por Erick Galicia y Susana Hernández