La Casa Blanca de EPN, muestra de una corrupción estructural

By on November 3, 2015
IMG_3156.JPG

La Universidad Iberoamericana Puebla fue sede para la presentación del libro La Casa Blanca de Peña Nieto. La historia que cimbró un gobierno el cual surge del trabajo conjunto que desarrollaron los periodistas Irving Huerta, Daniel Lizárraga, Rafael Cabrera y Sebastián Barragán, todos ellos parte del equipo de investigaciones especiales de Carmen Aristegui. Los encargados de presentar este documento fueron Martín Hernández Alcántara de la Jornada de Oriente; Ernesto Aroche, director del portal Lado B y la Mtra. Lilia Vélez, directora del Departamento de Humanidades de la Ibero Puebla.Martín Hernández Alcántara mencionó que sin duda el libro representa un documento importante para quienes son o desean ser periodistas, puesto que la forma en que está escrito permite tener una metodología para desarrollar este tipo de reportajes. “Para todos es útil conocer cómo fueron investigando los hechos, con Vicente Fox se presentó un caso similar, la desventaja es que no se llevó a cabo una investigación”.

Asimismo, Hernández Alcántara subrayó otro aporte importante que presenta este libro, el testimonio que se hace sobre la censura que realiza la empresa a Carmen Aristegui y a su equipo de trabajo. “Con eso nos queda claro que las consecuencias de ejercer un periodismo crítico en nuestro país implica que desde el Estado exista una orden para negar la publicación de la noticia. Como todos sabemos lo primero que le pidieron a Carmen fue despedir al equipo, al no ceder todos fueron suspendido de MVS”.

Para cerrar su participación, el periodista de la Jornada de Oriente destacó que una tercera contribución del texto es evidenciar que la corrupción no es exclusiva del poder o del Estado, sino que ésta también forma parte de la red empresarial. Como cuarto punto, aseveró que el libro se entrelaza perfectamente con Puebla, sobre todo por la relación tan fuerte que existe entre Grupo Higa y el gobierno morenovallista, con lo que se puede entender mejor el vínculo que hay entre el mandatario estatal, el ejecutivo y la empresa.

Por su parte, Ernesto Aroche Aguilar comentó que en México se acostumbra a llevar a cabo un periodismo por consigna, “pensamos que todo tiene un trasfondo de interés que permita callar voces, pero no es así. Nos queda claro que en este país el castigo no es para los criminales, sino para quienes hablan; por ello el compadrazgo es política que ha desarrollado el Estado”.

Fue a Irving Huerta a quien correspondió desmenuzar el libro, pues habló un poco de los cinco capítulos que conforman este texto, los cuales están encaminados a probar que la casa está escriturada para la familia que gobierna y regalada por un contratista del gobierno. En el primer capítulo se pueden encontrar muchos datos que implican los gastos de decoración, iluminación y elementos que dan contexto a la historia.

En un segundo apartado se puede encontrar la metodología y el modelo riguroso que siguieron para plantear el trabajo en equipo para que este no se saliera de control por la gran cantidad de información recabada. “La metodología está presente porque es necesario incidir en los hechos y no quedar sólo en la denuncia. Daniel Lizárraga propuso líneas de tiempo que se identifican en variables como el contratista, el proceso de construcción de la casa y la historia de amor”.

“Para el tercer capítulo, lo que desarrollamos fue un documento en donde pudiéramos incluir la mayor cantidad de información que encontramos y que no se plasma, por la extensión, en una nota informativa o reportaje”, sentenció. Es por esta razón que en dicho espacio expusimos los casos de las casas de Luis Videgaray, Miguel Ángel Osorio Chong y otros personajes. Mientras que el cuarto capítulo lo dedicamos a desdoblar la historia del empresario Hinojosa; cómo llega a México proveniente de Tamaulipas y cómo se ha involucrado a tan altas esferas de poder.

El quinto espacio del libro corresponde a la resolución de la Secretaría de la Función Pública (SFP), la cual esperamos a ver a quienes culparía y en donde nos topamos que exonera al Presiente, al Secretario de Hacienda y a la propia Angélica Rivera. “Se habla que la SFP desarrolló un cuestionario de 114 preguntas en el cual las preguntas son tan burdas que termina por deslindar a todos los involucrados”.

Al final, Lilia Vélez comentó cómo el libro presenta claramente el conflicto de intereses que existe. “La corrupción es estructural y hoy en día los mexicanos lo ven como algo natural. La importancia radica en reconocer la libertad de expresión, el derecho del periodista y de las audiencias”, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *