“El país no avanza”

By on November 12, 2015
IMG_5161.JPG

El escritor mexicano Fernando del Paso, reconocido con el Premio Cervantes 2015, dijo, en distintas entrevistas, sentirse triste al ver que México no haya avanzado y, por el contrario, se encuentre asolado por la violencia, el narcotráfico y la corrupción.

“En México hay mucho narcotráfico, mucho delito, mucha extorsión, mucha corrupción y parece que no mejoramos nunca”, dijo el autor de Noticias del Imperio. “Yo tengo poca esperanza. Sin embargo, espero que con el tiempo la gente reaccione, pero no con violencia. Lo malo es que si no es [con] violencia, yo no sé cómo se van a corregir las cosas”, dijo del Paso a W Radio.

En una posterior entrevista con Grupo Fórmula, Fernando del Paso refirió: ”Estoy muy triste porque el país parece no avanzar lo que debería: hay mucho narcotráfico, crimen organizado, extorsiones y corrupción, sobre todo corrupción”.

El también galardonado con los premios Xavier Villaurrutia (1966), Rómulo Gallegos (1982), Alfonso Reyes (2013), y más reciente el José Emilio Pacheco, dijo que su hija fue quien le avisó de que había ganado el premio más importante de las letras hispanas.

“Me dijeron muy temprano. Me hablaron, mi hija Paulina […]. Ella está en Los Cabos, bastante lejos, se enteró por un amigo. Estaba llorando de gusto y me dijo: ‘Papá te vas a tener que escribir otro discurso’. Yo le dije: ‘¿Por qué?’. Porque te ganaste un premio, nada menos que el Cervantes”.

Del Paso comentó que después de esa llamada despertó a su esposa y le dijo: “Al fin me dieron el Premio Cervantes”.

Del Paso es un artista que no está “de paso” por la vida, porque, además de todo lo reseñado, es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y del Colegio Nacional de México, ha colaborado en algunas de las revistas y suplementos culturales más importantes de su país y ha expuesto su obra en México, Francia, Reino Unido y EU.

image

La pasión de un hombre que desafió su destino, tocado por muchas enfermedades, gracias a su amor por las letras, como él ha reconocido en varias ocasiones, pues a lo largo de su vida ha sufrido varios infartos cerebrales y tres cánceres distintos.

A pesar de ello, este creador nacido en la Ciudad de México en 1935, que va en sillas de ruedas, asegura que “la verdadera lucha la libran los mexicanos que viven en extrema pobreza y el verdadero valor es el de los padres que buscan a los desaparecidos, entre ellos los de 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa”.

Del Paso vive en Guadalajara desde 1992, cuando comenzó a dirigir la Biblioteca Iberoamericana de la Universidad de Guadalajara, que también le ha otorgado el Honoris Causa.

image

El pasado mes de marzo, al recibir el Premio José Emilio Pacheco, el autor de José Trigo Palinuro de México dio un discurso memorable en el que manifestó el dolor que le causaba ver la situación violenta de México. El texto se lo dedicó a su su amigo, quien dio nombre al galardón que recibió ese día en Mérida, Yucatán. Ese 7 de marzo Del Paso leyó:

Quiero decirte lo que tú ya sabes: que hoy también me duele hasta el alma que nuestra Patria chica, nuestra Patria suave, parece desmoronarse y volver a ser la Patria mitotera, la Patria revoltosa y salvaje de los libros de historia.

Quiero decirte que a los casi 80 años de edad me da pena aprender los nombres de los pueblos mexicanos que nunca aprendí en la escuela y que hoy me sé solo cuando en ellos ocurre una tremenda injusticia; sólo cuando en ellos corre la sangre: Chenalhó, Ayotzinapa, Tlatlaya, Petaquillas…¡Qué pena, sí, qué vergüenza que sólo aprendamos su nombre cuando pasan a nuestra historia como pueblos bañados por la tragedia!

¡Qué pena también, que aprendamos cuando estamos viejos que los rarámuris o los triques mazatecas, son los nombres de pueblos mexicanos que nunca nos habían contado, y que sólo conocimos por la vez primera cuando fueron víctimas de un abuso o de un despojo por parte de compañías extranjeras o por parte de nuestras propias autoridades!

¿De qué nos sirve recoger aquí y allá premios y reconocimientos mientras nuestro país se desprestigia ante los ojos del mundo”

Parece mentira, José Emilio, que hayan pasado tantos años y todavía no hemos aprendido a no mancillar ese fulgor abstracto que alimentaba nuestra pasión por la patria.

¡Qué pena, sí, qué vergüenza!

image

“He recuperado el habla”

El escritor Fernando del Paso, recientemente anunciado ganador del Premio Cervantes de Literatura 2015, afirmó recibir el galardón con mucho entusiasmo porque es un eterno enamorado de España y del idioma español.

En conferencia de prensa, manifestó que su estado de ánimo es excelente “desde el jueves que recibí la noticia”, sobre todo ahora “que he recuperado el habla luego de que casi la pierdo a causa de haber sufrido hace poco más de dos años y medio una serie de infartos al cerebro de carácter isquémico”.

Dijo que le conmueve mucho que la Madre Patria, que “nos dio el idioma que escribimos y hablamos”, sea la que le reconozca, pero sobre todo que le agrada mucho que España esté interesada en lo que se hace en América Latina.

Aunque dijo que no le extrañó mucho la noticia porque ya había estado en varias ternas, comentó con mucha simpatía que el hecho de que el jueves a las seis de la mañana le dieran la noticia le asustó un poco, porque una llamada a esa hora es casi siempre para dar malas nuevas.

También dio a conocer que le ha impresionado mucho el entusiasmo con que lo han felicitado sus colegas y en general mucha gente, y subrayó que este premio, con el que ahora le honran, se debe en parte gracias al apoyo incondicional de su familia.

Dijo que aunque sus lectores deben calificarlo, considera que su aportación a la literatura ha sido muy importante, porque hasta las nuevas generaciones de mexicanos, latinos en general y españoles lo leen.

Respecto a su experiencia con Cervantes, afirmó que lo leyó por primera vez a los 10 años de edad, pero después hubo muchas lecturas subsecuentes porque le gusta mucho y está convencido que es uno de los autores más básicos e importantes del español.

“Como la lengua castellana es otro de mis moles no me he cansado de leerlo”, dijo sonriente el Maestro Emérito y Doctor Honoris Causa de la Universidad de Guadalajara, quien aseguró que si naciera otra vez volvería a escribir cada una de sus obras.

Recordó que tiene 22 años viviendo en esta ciudad, pero de todas sus estadías en el mundo y otras ciudades de México añora los 14 años que vivió en Londres, donde nació su cuarta hija y crecieron los otros tres.

“Vivo aquí desde hace más de 22 años, pero Jalisco es México, estoy en México, muy contento y siento que sí me valoran, por eso estamos aquí, porque precisamente sí se me valora en el idioma que hago que es el castellano”, puntualizó.

Cuestionado sobre la situación de México, opinó que todo se puede solucionar, incluso la pobreza, el desempleo y la situación salarial.

Asimismo, dio a conocer que está enamorado de la historia del mundo y la de México, además de que le gusta la documentación y la imaginación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *