Gobierno mexicano me reconoce como mujer trans y me respeta: Ophelia

Gobierno mexicano me reconoce como mujer trans y me respeta: Ophelia

noviembre 10, 2018 0 Por Redacción

La carta de naturalización de la youtuber Ophelia Pastrana sienta un precedente en México, al cambiarla y reconocerla como mujer trans, toda vez que ella ya había sido naturalizada hace nueve años como hombre.

Ophelia explicó que el gobierno mexicano hizo un cambio en su carta de naturalización, “eso es único, deja precedente para que vuelva a suceder, lo cual quiere decir que la Secretaría de Relaciones Exteriores está dispuesta a cambiar sus procedimientos de inmigración para apoyar a la comunidad LGBTTTI”.

Lo anterior, dijo, comunica la disposición del gobierno por reconocer su identidad, ya que no es cosa pequeña cambiar el estatus de una persona inmigrante, menos en época de caravana migrante, donde también hay mucha gente LGBTTTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual).

Significa un gran apoyo, sobre todo en la Ciudad de México, la cual es progresista en cuanto a temas relacionados con lo identitario y en lo personal “sentí bonito tener un documento”, para decir “sí, claro mi gobierno, el gobierno me reconoce y respeta mi identidad”, destacó en entrevista.

Apuntó que México es el país más espectacular donde ha vivido, (ha residido en Estados Unidos, Australia, Venezuela, Bolivia, Argentina, su natal Colombia y un corto tiempo en Chile), de todos los lugares en Latinoamérica, México es donde mejor se sueña en grande.

Explicó que se nacionalizó como hombre mexicano hace nueve años, sin rendir su nacionalidad colombiana, “así como soy orgullosamente mexicana, soy orgullosamente colombiana, se puede ser binacional”.

Primero fue a su país natal a cambiar sus documentos, donde también apoyan las inclusiones identitarias de la comunidad LGBTTTI, pues cuentan con una ley de reasignación genérica de documentos.

Una vez con el cambio, regresó a México, acudió a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y les dijo que quería homologar sus documentos, lo cual no había sucedido antes.

La dependencia no tenía un procedimiento para esto, ya que las cartas de naturalización no se cambian, se entregan una vez y ya. “En este caso fue un favor, fue un apoyo, fue como un abrazo por parte del gobierno que consideraran hacerlo”, precisó.

La también maestra en econometría y licenciada en física comentó que en cuanto a la inseguridad que vive la población trans, como persona pública trabaja un poco en el rubro de la visibilización de la comunidad, con ánimos, deseos y espera, de que al hacerse más visibles, la gente le baje un poco a su violencia.

“Apoyo mucho a las instituciones que buscan erradicar esta violencia, lo que pasó con esta entrega, no la carta, sino el hecho de que se haya hecho visible, para mi es parte de este esfuerzo”, recalcó la especialista en temas de tecnología, videojuegos y redes sociales.

Destacó que el país tiene muchas áreas de oportunidad y tiene muchas cosas logradas respecto con la comunidad, pues cando llegó hace nueve años, había un gobierno en la Ciudad de México, encabezado por Marcelo Ebrard que apoyaba a la gente LGBT, con la Clínica Especializada Condesa, por lo cual no está tan mal.

La clínica representa a la Ciudad de México pagando las transiciones de muchas personas, pagan procesos psicológicos, medicinas, hormonas y demás.

Lo que tiene que solucionar el país, es un problema rudo de violencia que incluye transfeminicidios, y espera que, hacia el futuro, esto mejore también.

En ese sentido, dijo que hay un discurso popular que dice: eliminemos etiquetas, cree que ese discurso está muerto, porque el problema no son las etiquetas, sino la discriminación, ya que hay muchas que se utilizan a diario y la gente se enorgullece, como “mexicano”, “abuelo”, “estudiante”, pero aparece que la etiqueta “trans” y a la gente le incomoda.

Por ello, consideró que el problema no es la etiqueta, sino la discriminación; lo mismo pasa con algunas voces que señalan que no se debería decir “mujeres”, sino “personas”, “a mí sí me gustan que haya mujeres diciendo que son mujeres, a mi me gusta vivir como mujer.

“Vivir como mujer trans colombiana y como mujer trans mexicana, como mujer trans youtuber colombo-mexicana, prefiero tener mil etiquetas a no tener ninguna”.

Por ello, consideró que lo importante no es el trámite, sino que el gobierno visibilizara y comunicara que la gente LGBTTTI también son personas y se debe respetar su identidad.

Finalmente, expresó que hacen falta espacios de diálogo, debates, platicas, hace falta un esfuerzo para eliminar la polarización, que es la raíz de muchos de nuestros problemas identitarios.

Por Susana Hernández Valles