Tragedia en penal hodureño

Unos 272 reclusos murieron en el penal ubicado en la ciudad hondureña de Comayagua, a unos 50 kilómetros al norte de esta capital, por un incendio desatado tras un presunto motín, reportó la emisora local HRN.

La cifra de muertos podría aumentar, ya que se vive un caos en el lugar, donde hay unas 300 personas, familiares de los reclusos reclamando que se les informe si están vivos o muertos, de acuerdo con el reporte.

“Honduras está de luto”, dijo esta mañana el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, al llegar al centro penal.

Pidió a los familiares que dieran tiempo para rendir un informe preliminar en las próximas horas, identificando a los reclusos que murieron calcinados y a los que fueron trasladados a centros hospitalarios de Comayagua y Tegucigalpa.

“El presidente (Porfirio) Lobo Sosa declaró en 2010 que el sistema carcelario estaba colapsado, es un problema de Estado”, manifestó Bonilla.

De acuerdo a los reportes de la prensa local, un motín estalló hacia las 23:30 horas de este martes (05:30 GMT del miércoles) y desató el incendio, el cual comenzó a ser controlado por los bomberos una hora después.

Honduras tiene unos 12 centros penales, de los cuales nueve están sobrepoblados.

Un hecho similar ocurrió en el centro penal de San Pedro Sula en 2002, cuando alrededor de 80 reclusos murieron calcinados, en su mayoría ex miembros de pandillas juveniles.

Deja un comentario