El gobierno de Nuevo León presentó esta noche al exportero del equipo de futbol Rayados, Omar “El Gato” Ortiz, por su presunta participación en una banda de secuestradores que plagió a varias personas en el municipio de San Nicolás de los Garza.

El vocero de Seguridad Pública, Jorge Domene Zambrano, confirmó que el exjugador fue detenido desde el pasado miércoles por elementos de la Policía Ministerial.

Señaló que Ortiz proporcionaba informes personales a un grupo del crimen organizado sobre potenciales víctimas que podían ser secuestradas y así obtener jugosos rescates de un millón de pesos.

Los plagiarios lograron cobrar rescates por un acumulado de 20 millones de pesos, por igual número de secuestros, los cuales cometieron desde hace dos años, aunque los delitos perpetrados con la ayuda de “El Gato” Ortiz fueron en 2011.

20107107a

El funcionario estatal detalló que el exportero recibía un pago de 100 mil pesos por cada persona plagiada.

Entre las personas secuestradas se encuentra Armando Gómez, esposo de la cantante Gloria Trevi, así como varios empresarios y comerciantes que llegaron a tener cierto vínculo amistoso con el exjugador rayado.

También fueron presentados como integrantes de la banda de secuestradores, Luis Alberto Tamez Hernández, de 26 años de edad, originario de Monterrey; César Acosta Canchola, de 28 años, originario de Ciudad Guadalupe, y Héctor Eduardo Treviño Urbano, de 26 años, originario de esta capital.

Refirió que el líder de la banda de plagiarios responde al nombre de Jorge Aníbal Treviño Hernández, alias “el Pavel”, quien se encuentra prófugo, junto con otros siete miembros de la banda.

Por su parte, el procurador de Justicia estatal, Adrián de la Garza, mencionó que se han presentado cuatro denuncias formales por casos de víctimas de secuestros y pidió la ayuda de la comunidad para localizar a los delincuentes prófugos.

Dijo que los secuestradores detenidos confesaron que ‘el Pavel’ “les había indicado que operaba para una célula del cártel del Golfo, al mando de un sicario conocido como ‘el Capi’ en Reynosa, Tamaulipas”.

El funcionario resaltó que “el Gato” confesó que era consumidor de cocaína.

Como referencia, el exportero fue inhabilitado desde hace dos años del futbol mexicano, luego de resultar positivo en las pruebas de dopaje y desde entonces ha enfrentado fuertes problemas financieros.

20107108gato