La violencia y la inseguridad en México son los factores más importantes para la enfermedad mental y las adicciones, advirtió la doctora Honoris Causa 2019 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), María Elena Medina Mora.

Explicó que las alteraciones por uso de sustancias son parte de los trastornos mentales, pues la Organización Mundial de la Salud (ONS) los incluye como una enfermedad mental.

En el marco de la conferencia Adicciones y Salud Mental, en la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia, explicó que algunas veces la enfermedad mental antecede al tema de las drogas, por lo que la mejor prevención de las adiciones es el tratamiento de la salud mental en la infancia, momento en el que el cerebro es más vulnerable.

La psicóloga refirió que atender la violencia en el país es un factor muy importante en la lucha contra las adicciones, pues la exposición a ésta aumenta las posibilidades de desarrollar algún trastorno mental y en consecuencia de sufrir alguna adicción.

“El tratamiento por sí mismo ayudará la situación individual pero no a cambiar la situación social, hay que atender a los determinantes sociales”, señaló.

La presidenta del Grupo Técnico Asesor de la Organización Panamericana de la Salud dijo que otro problema en la atención de esos padecimientos es no considerar prioritaria la enfermedad mental y las adicciones en el primer nivel de salud, así como la disminución en los recursos para atender dichos padecimientos, “el mayor problema es que la gente no tiene acceso a tratamientos”.

Llamó a modificar las políticas públicas en la atención de la salud mental y de adicciones e incluirlos en el primero, segundo y tercer niveles de atención, capacitar a enfermeras, psicólogos y trabajadores sociales para lograr un trabajo colaborativo en el combate de esas enfermedades e implementar estrategias probadas para que los médicos generales identifiquen a los candidatos a la atención mental.