Esmeralda Falcón se convirtió oficialmente hoy en la primera boxeadora mexicana que participa en unos Juegos Olímpicos, de manera lamentable, se regresará a casa con una derrota por decisión dividida ante la italiana Rebecca Nicoli, en el torneo de boxeo en Tokyo 2020.

El combate pactado en la categoría de los 60 kilogramos (ligero) fue interesante en algunos momentos de los tres rounds; Esmeralda nunca encontró la fórmula para poder atacar a Rebecca, quien a su vez, se mostró muy cómoda sobre el cuadrilátero de la Arena Kokugikan.

Falcón debió buscar el combate en corto, golpear constantemente, pero solamente lo pudo hacer en el último minuto del tercer asalto; de mayor alcance la europea, manejó mejor las acciones.

Sabor agridulce se lleva Falcón, contenta por ser la primera boxeadora mexicana en una justa veraniega, pero triste por la derrota. De los cinco jueces, solamente Muhammad Arisa Putra Pohan, de Indonesia, vio ganadora a la mexicana y le otorgó una puntuación ajustada de 29-28.

Lo que sigue para la ‘pantera’ Falcón es descansar para prepararse, como lo ha comentado, con miras al siguiente ciclo olímpico que culmina dentro de tres años en París 2024.