El 23 de julio de 1982, el Museo Nacional de Arte (Munal) abrió sus puertas para el gozo del pueblo de México y de las y los visitantes extranjeros. Fundado con la misión de estudiar, conservar y exhibir arte producido en nuestro país entre la segunda mitad del siglo XVI y la primera del XX, resguarda más de siete mil piezas en su acervo, enriquecido por valiosas donaciones de obras de arte mexicano, gracias a la generosidad de coleccionistas y particulares.

La Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) celebran este aniversario en el marco de las campañas #VolverAVerte y “Contigo en la distancia”.

Ubicado en la calle de Tacuba, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, el inmueble que alberga al Munal es una de las obras arquitectónicas más importantes de principios del siglo pasado. La construcción original se remonta a la época novohispana, cuando fungía como noviciado de la Compañía de Jesús. Después se convirtió en el Hospital General de San Andrés, el cual recibió el cadáver de Maximiliano de Habsburgo para ser embalsamado antes de ser enviado a Viena.

A fines del Porfiriato fue demolido y el nuevo edificio albergó al Palacio de Comunicaciones y Obras Públicas, inaugurado en 1912 durante el mandato de Francisco I. Madero. Posteriormente fue el Archivo General de la Nación y, una vez que éste fue reubicado en el Palacio de Lecumberri, la construcción quedó vacía.

El inmueble, que también da alojamiento al Museo del Telégrafo –el cual opera en su ala este–, es una obra ecléctica en la cual se pueden encontrar elementos del Renacimiento italiano, del Clasicismo francés y del Neobarroco. Tras siete años de arduo trabajo, su arquitecto, Silvio Contri, logró un suntuoso palacio. La familia florentina Coppedè se encargó de las obras ornamentales, y la Fonderia del Pignone, también de Florencia, Italia, de la herrería.

Finalmente, por decreto del presidente José López Portillo, la edificación fue cedida al INBAL por conducto de la Secretaría de Educación Pública, y el 23 de julio de 1982 abre sus puertas como Museo Nacional de Arte para disfrute del pueblo de México, siendo Jorge Alberto Manrique su primer director. Junto con los Museos del Palacio de Bellas Artes, de Arte Moderno y el Tamayo, el Munal es considerado uno de los más importantes recintos de América Latina, el cual ha presentado exposiciones fundamentales para la historia de la museología mexicana, entre éstas Agustín Lazo. 1898-1971 (1982), Diego Rivera. Gran ilustrador (2007) y Atl. Fuego, tierra y viento: sublime sensación (2019), así como muestras monográficas de importantes artistas, entre ellos Roberto Montenegro, Antonio Ruiz El Corcito, José María Velasco, Julio Ruelas, Hermenegildo Bustos. También, revisiones históricas como Los pinceles de la historia. La arqueología del régimen. 1910-1955 (2003), y colaboraciones interinstitucionales que derivaron en grandes exposiciones internacionales, como la colaboración con el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA).

Asimismo, Picasso series. Caja de remordimientos, Retrato de familia, Los fumadores. Colección Bancaja (2011); Otto Dix. Violencia y pasión (2016); Caravaggio. Una obra, un legado (2018). El martirio de San Andrés, de Peter Paul Rubens (2019) o Behind the walls, de Jaume Plensa (2020) son otras muestras que incluyeron piezas elaboradas por relevantes artistas internacionales de distintas épocas.

En las salas permanentes del Munal pueden ser apreciadas obras de maestros de la trayectoria de Andrés de Concha, José Juárez, Sebastián López de Arteaga, Cristóbal de Villalpando, Miguel Cabrera, Manuel Tolsá, Santiago Rebull, Felipe S. Gutiérrez, Juan Cordero, José María Velasco, Saturnino Herrán, Ángel Zárraga, Alfredo Ramos Martínez, Gerardo Murillo Dr. Atl, Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros y María Izquierdo, entre otros artistas.

El recinto de la Red de Museos del INBAL se caracteriza por contar con un departamento de educación, Munal + Educa, que ofrece diversos programas de atención al público: Visitas, Laboratorio de arte, Comunidad, Inclusión, Formación, Encuentros y Experiencias, los cuales son dirigidos a niñas, niños, jóvenes, adultos mayores y personas con discapacidad.

Se destaca, además, la labor de la biblioteca del recinto, la cual, a través de su proyecto de Centro de Información e Investigación, resguarda, conserva, adquiere y difunde información sobre arte mexicano del siglo XVI a la primera mitad del siglo XX.

Actualmente, con la reciente apertura de la muestra Símbolo y reino. Tres grandes colecciones novohispanas se ofrece una relectura del acervo virreinal a través de sus grandes contenidos simbólicos, en colaboración con los museos Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, del Instituto Nacional de Antropología e Historia y Soumaya.Fundación Carlos Slim.

Esta exhibición puede ser recorrida con un estricto apego a las medidas de protección sanitaria, las cuales consisten en la instalación de un filtro con tapete desinfectante, aplicación de gel antibacterial, revisión de la temperatura que no rebase los 37.5ºC, uso obligatorio de cubreboca y respeto a la sana distancia.